El exmiembro de ETA «Txapote» podrá salir de la cárcel para visitar a su padre enfermo
El exmiembro de ETA «Txapote» podrá salir de la cárcel para visitar a su padre enfermo - EFE

El permiso a «Txapote» indigna a sus víctimas: «Nuestro dolor no prescribe»

El presidente de la AVT, Alfonso Sánchez, lamenta que no puedan recurrir la decisión de la Audiencia Nacional

BilbaoActualizado:

El permiso penitenciario de la Audiencia Nacional a Francisco Javier García Gaztelu «Txapote» para que pueda visitar a su padre ha generado «indignación» entre las víctimas de ETA, que no entienden que el hombre que asesinó a sus seres más preciados obtenga beneficios de esta índole. Tal y como afirma el presidente de la Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT), Alfonso Sánchez, la «desafortunada decisión» del juez José Luis Castro es un «jarro de agua fría» para los damnificados: «Nos ha dolido, porque el dolor del terrorismo no prescribe», asegura.

Sánchez lamenta que un «asesino ortodoxo» como «Txapote», que pertenece a la «rama dura» de ETA y que nunca «se ha arrepentido ni ha colaborado con la Justicia», vaya a poder salir de la prisión para visitar a su padre enfermo: «Si las víctimas quieren ir a ver a sus familiares tienen que ir al cementerio», alega el presidente de la AVT, que añade que el recluso no tuvo «compasión con nadie» cuando formaba parte de la organización criminal.

«Yo me río cuando Podemos o la izquierda abertzale hablan de presos políticos. Son personas que han cometido delitos graves», asevera el exguardia civil, víctima de un atentado etarra en 1985. En este sentido, puntualiza que lo que tiene que hacer «Txapote» es «cumplir su condena», que es lo que desean los colectivos de víctimas.

A pesar de todo, Sánchez afirma que las asociaciones «legalmente no pueden hacer nada» para frenar la decisión del juez, pues solo pueden intervenir las partes implicadas: «Nos hemos sentado con nuestros abogados penalistas y nos han dicho que no se puede recurrir, desgraciadamente –destaca–. Si lo presentas en el registro va directamente a la basura».

«Que no nos tomen el pelo»

Por su parte, la presidenta del Colectivo de Víctimas del Terrorismo en el País Vasco (Covite), Consuelo Ordóñez, considera que el auto del juez Castro es «un cachondeo», y demuestra que existe un «trato de favor» hacia los presos etarras: «Hay aproximadamente 60.000 reclusos en España, y muchos de ellos tienen a sus padres en condiciones peores que las del de "Txapote" –argumenta–. Si le concedieran este tipo de permisos a todos, las carreteras de España estarían colapsadas de furgones policiales».

«¿Acaso la vejez es una enfermedad grave? Menos cachondeo, que no nos tomen el pelo», ha añadido Ordóñez, que adelanta que va a pedir al Ministerio de Interior que le informe de cuántos permisos extraordinarios concedieron el año pasado: «Vamos a demostrar que el criterio que se utiliza con terroristas no tiene nada que ver con el criterio que se utiliza con el preso común. Es una injusticia», manifiesta.

A su vez, considera que «Txapote» no ha pedido el permiso «porque tenga morriña de su padre», sino con el ánimo de desvirtuar la democracia. En este sentido, argumenta que su traslado supondrá un desembolso económico importante, algo que, afirma, no sucedería con otros presos cuyos padres y madres «en están en situaciones mucho peores».

Sobre todo, añade, « duele que sea "Txapote", un asesino en serie que, encima, se siente orgullosísimo» de los crímenes que ha cometido: «Si se tratara de un hombre que ha robado 500 euros, la Ley actuaría con crudeza, sin ninguna interpretación».