Diputación de Guipúzcoa

Una obra en la Parte Vieja de San Sebastián revela cinco vasijas del siglo XVI

Las piezas, de gran tamaño, se usaban para almacenar aceite de ballena

BilbaoActualizado:

Cinco tinajas del siglo XVI y gran dimensión han sido halladas en la Parte Vieja de San Sebastián. Las piezas, que se usaban para almacenar aceite de ballena, fueron descubiertas durante la construcción de un ascensor en la calle San Lorenzo.

El diputado de Cultura, Denis Itxaso, ha recodado que el casco histórico de la capital guipuzcoana está declarado como zona arqueológica, lo que supone que los movimientos de tierra deben realizarse asociadas a un proyecto arqueológico autorizado por la institución foral.

La comunidad de vecinos del número 4 de la calle San Lorenzo está realizando las obras de instalación de un ascensor en el inmueble, para lo que resulta necesario abrir un hueco en el que alojar el foso, de 1,20 x 1,20 metros aproximadamente. El proyecto de la excavación fue redactado por Alfredo Moraza, de la sociedad de ciencias Aranzadi, entidad elegida por la promotora para el cumplimiento del trámite arqueológico.

El pasado jueves, al poco de iniciarse la excavación del foso, se detectó la primera gran tinaja de cerámica, y este mismo lunes se comprobó que había a su lado otras cuatro. Técnicos de la Diputación, junto con el arqueólogo de Aranzadi, diseñaron el proceso de extracción y traslado para su depósito a Gordailua. Previsiblemente, la primera fase de la extracción tendrá lugar a lo largo de este miércoles.

La Diputación ha recordado que no es la primera vez que se reconocen este tipo de grandes tinajas en el subsuelo de la Parte Vieja. En 1998, en el transcurso de la excavaciones arqueológicas de la Bretxa, apareció el primer conjunto formado por 10 tinajas, que habían sido fabricadas en Andalucía en el siglo XVI.

Las citadas tinajas se habían colocado en el bajo de una casa y servían como contenedores de aceite de oliva y grasa de ballena para su venta al por menor. Las cinco tinajas de la calle San Lorenzo probablemente forman parte de un conjunto similar. Las dimensiones del sondeo realizado han permitido reconocer las citadas tinajas, pero es posible que el conjunto sea más amplio, como en el caso de la Bretxa.