Willy Toledo, a disposición judicial tras ser detenido ayer por destrozar un bar
Sobre estas líneas, la denuncia interpuesta por el damnificado en la comisaría de Arganzuela - ABC

Willy Toledo, a disposición judicial tras ser detenido ayer por destrozar un bar

Ha pasado la noche en los calabozos de Moratalaz tras la denuncia interpuesta por el dueño del local contra un piquete

madrid Actualizado:

El actor Willy Toledo prestará declaración a lo largo de esta mañana ante el titular del juzgado de Instrucción número 4 de Plaza de Castilla después de pasar la noche en Comisaría de Moratalaz. Fue detenido a las 23.00 horas del 29-M tras ser denunciado por el dueño de un bar, quien le acusó de haber participado en un piquete que causó destrozos en su establecimiento.

El motivo de su arresto fue la denuncia interpuesta por el dueño de un establecimiento situado en el número 38 de la calle de Salitre, en el distrito de Centro, que llamó a la Policía después de que un piquete, integrado por entre 15 y 20 personas, supuestamente liderado por el intérprete, le exigiese que cerrase el bar con motivo de la huelga general.

Cuando los agentes policiales se personaron en el lugar Willy Toledo ya se había ido, pero el hostelero le identificó e interpuso la denuncia. El propietario, de origen peruano, le acusó de liderar un piquete, compuesto por entre 15 y 20 personas, que causaron graves destrozos en su local, que aún no ha podido evaluar, mientras agredían a los allí presentes, alentados por el conocido personaje.

Coacciones y amenazas

«Eres un mierda» «O cierras o te vamos a dar», indicó en su declaración que le decían por tener abierto el negocio el día de la huelga, con continúas provocaciones e insultos. Los hechos se produjeron a sobre las 00.30 horas, cuando se disponía a cerrar su negocio. Según consta en la denuncia, el dueño les indicó que no hicieran nada porque iba a concluir la jornada laboral.

Según su declaración, hicieron caso omiso, actuaron con violencia, amenazándole y tirando todo tipo de objetos contra las paredes, rompiendo los grifos de cerveza, realizando hogueras con los servilleteros, etc. Además, emplearon el extintor contra los clientes, a quienes insultaron, pegaron y les tiraron al suelo las consumiciones.

Por todo lo expuesto, al actor se le acusa de los presuntos delitos de amenazas, coacciones, allanamiento de domicilio jurídico en relación con las manifestaciones realizadas con motivo de la huelga general del 29-M.