Vídeo: Un grupo de personas increpa al joven (ABC Multimedia) / Foto: Uno de los tensos momentos que se vivió ayer durante el pregón de las fiestas de Arganzuela - José Ramón Ladra

Una vecina de Arganzuela recibe «una patada voladora» durante la protesta contra Rommy Arce

La agredida recriminó a los manifestantes los pitidos contra la edil porque no le dejeban escuchar el pregón de las fiestas de La Melonera

MADRIDActualizado:

Una vecina de Arganzuela fue agredida ayer durante el polémico pregón de La Melonera. En un enfrentamiento entre partidarios de Ahora Madrid y manifestantes, los primeros recriminaron los pitidos y los gritos contra Rommy Arce que les impedían escuchar con claridad el pregón. Fue entonces, según denuncia la vocal, cuando recibió por parte de uno de los jóvenes una «patada voladora» que le provocó una costilla rota. Según testigos presenciales, la mujer tiró previamente un mini de bebida contra el agresor.

Tal y como se detalla en el informe médico del Hospital 12 de Octubre, al que ha tenido acceso Europa Press, la mujer, de 70 años, presenta fractura de 10 grados en el arco costal izquierdo. Deberá guardar «reposo relativo» durante «al menos dos semanas» y tomar diversa medicación. La mujer acudirá este viernes a interponer la correspondiente denuncia.

Esta agresión se produjo en el marco de las protestas contra la concejala-presidenta de Usera y Arganzuela, Rommy Arce. Un grupo de vecinos con pancartas mostraron su rechazo a las políticas de la edil hacia el distrito.

Estas protestas llegan solo un día después de que también las quejas de vecinos obligaran a suspender durante 20 minutos el Pleno de Usera, en el que se criticó la «inacción» de Arce ante «problemas de seguridad y limpieza».

«Desde Ahora Madrid queremos condenar estos hechos y recordar que la participación política solo puede entenderse desde la tolerancia y la convivencia», han declarado fuentes del Gobierno en un comunicado. Asimismo, han afirmado que el equipo del distrito de Arganzuela, con Rommy Arce a la cabeza, «siempre está dispuesto al diálogo y a atender reclamaciones, quejas y demandas» de los vecinos.