Un autobús de la EMT, en llamas, junto al Puente de los Franceses, el 27 de abril pasado
Un autobús de la EMT, en llamas, junto al Puente de los Franceses, el 27 de abril pasado - IGNACIO GIL

Tres de cada diez autobuses de la EMT superan la vida útil recomendada

Los conductores afirman que el límite de uso no tendría que ser mayor de diez años

MADRIDActualizado:

el 30% de los autobuses de la flota de la Empresa Municipal de Transportes de Madrid (EMT) tiene diez años o más. Actualmente, el parque móvil de esta empresa pública propiedad del Ayuntamiento de la capital está compuesto por unos 2.000 vehículos -cifra que oscila continuamente conforme se adquieren y desechan unidades-, de los cuales, alrededor de 600 superarían el umbral que sus conductores señalan como óptimo para su empleo y que, a su juicio, es uno de los principales motivos que provocan los incendios que se han sucedido en los últimos meses.

Aunque el incendio de ayer, acaecido en las cocheras que la empresa tiene en la calle de Mauricio Legendre, tuvo lugar en un autobús que se encontraba inactivo y en pleno proceso de ser convertido en chatarra, hasta cinco vehículos se han incendiado en Madrid desde marzo. Fuentes de la EMT reconocen la vejez de una flota de autobuses que pretenden tornar en 100% sostenible el 1 de enero de 2019 y que este año ha renovado más de 200 de unidades por el momento. Además de la edad, los profesionales que cada día los conducen también achacan los incendios que han proliferado en los últimos meses a otros dos motivos: la falta de mantenimiento de los mismos y el aumento de su vida útil, que en ocasiones se alarga hasta los 15 años,

Aunque están preparados ello, los autobuses urbanos sufren un desgaste mayor que los de línea. Como explica un conductor consultado por este diario, «hay autobuses que incluso están funcionando las 24 horas del día de forma continuada y enlazan turnos de día y noche». Además, el profesional añade que estos vehículos desarrollan su actividad a velocidades muy bajas, ya que entre parada y parada no pueden alcanzar el ritmo que, por el contrario, sí se consigue en carretera: «No pasan de 20 o 40 kilómetros por hora y están arrancando y parando todo el rato. Esto es lo peor que se le puede hacer a cualquier motor».

Causas de los incendios

Los incendios también ocurren, bajo el criterio de los conductores, por la falta de limpieza de la maquinaria. «La grasa y los residuos, por el uso, se acumulan en los motores y, si no se limpian, pueden arder cuando se recalienta el motor», explica otro profesional de la EMT, que también prefiere el anonimato. La solución a este problema es, para los profesionales del volante, invertir en personal que limpie los motores en los talleres. En esta línea, el Consistorio anunció a finales de julio que, durante los años 2017 y 2018, contratará a 220 operarios en el área de mecánica y mantenimiento de la EMT.

La situación no es nueva, ya que la renovación de autobuses ha estado parada entre los años 2012 y 2016. Así, Carmena se ha comprometido a que en 2018, además de los 200 nuevos autobuses que ya circulan, haya otros 489 vehículos nuevos sostenibles y 18 minibuses. Esta medida está enmarcada en el plan de Calidad del Aire, que también busca bajar la edad media de los buses, actualmente de 9,09 años.

Por el momento, de los 2.000 vehículos de la flota, 470 (el 24%) son de la gama más contaminante. Por su parte, el 76% restante (1.530 unidades) son conocidos como autobuses sostenibles. Aún así, sólo hay 18 autobuses (un 1%) totalmente eléctricos y otros 30 híbridos (el 1,5%) en la flota, en virtud de los datos más recientes de los que disponen en la EMT, una entidad que transporta cerca de 1,18 millones de pasajeros cada día en autobús.