La torre del BBVA, en el paseo de la Castellana
La torre del BBVA, en el paseo de la Castellana - CHEMA BARROSO

La torre del BBVA es ya el BIC de construcción más reciente

Situada en el paseo de la Castellana, 81, esta obra de los 70 fue diseñada por el prestigioso arquitecto Francisco Javier Sáenz de Oiza

MADRIDActualizado:

La torre que construyó Javier Sáenz de Oiza en los años 70 como sede del BBVA ha sido declarada Bien de Interés Cultural (BIC) en la categoría de Monumento. Es el primero de los edificios de arquitectura de las últimas décadas que recibe esta distinción, que supone un grado de protección extra.

Con sus 107 metros y sus 30 plantas, fue proyectada en 1971 e inaugurada en 1981. Está considerada como uno de los más importantes ejemplos de edificio de oficinas en altura de España.

«Es una obra singular por su original y compleja concepción estructural, sus acertadas proporciones y la nobleza de los materiales utilizados», destacan en el Gobierno regional. En efecto, el edificio está acabado en acero corten y tiene lunas tintadas en color bronce, lo que le proporciona una presencia «serena e imponente» que es inconfundible sobre el «skyline» de Madrid.

El inmueble, situado en el paseo de la Castellana, 81, ha sido la sede madrileña del BBVA hasta el traslado de las oficinas centrales de esta entidad bancaria al complejo de Las Tablas que encabeza el también emblemático edificio La Vela. Antes, el banco tuvo su sede histórica en otro gran edificio, también declarado BIC hace 20 años, la sede de la calle de Alcalá que hoy alberga la consejería de Medio Ambiente.

La declaración BIC supone, además del reconocimiento de los valores arquitectónicos del inmueble, una garantía de su preservación, dado que a partir de ahora cualqueir actuación sobre él deberá estar autorizada.