Aspecto de la cabecera de la primera manifestación del Orgullo Gay que se celebró en Madrid el 28 de junio de 1978
Aspecto de la cabecera de la primera manifestación del Orgullo Gay que se celebró en Madrid el 28 de junio de 1978 - EFE

Día del Orgullo Gay 20171978: El primer «Orgullo» de Madrid

Más de 7.000 personas secundaron la primera manifestación «oficial» de homosexuales, lesbianas y transexuales en la capital

MADRIDActualizado:

Madrid se «estrenó» oficialmente en la manifestación del Orgullo Gay en junio de 1978. Este fue el primer año en que se produjo una manifestación en la que participaron, según la prensa de la época, más de 7.000 personas -que llegaron a las 10.000, según algunas fuentes-. Convocada por el Frente de Liberación Homosexual de Castilla (Flhoc) -Madrid no era aún Comunidad Autónoma-, tuvo un carácter eminentemente reivindicativo, por un cambio legal que dejara de considerar delito determinadas opciones sexuales.

La fecha elegida no fue al azar: seguía la estela de lo que venía produciéndose en otras ciudades de todo el mundo desde que, el 28 de junio de 1969, se produjeran los incidentes del pub neoyorquino de Stonewall Inn: un local frecuentado por homosexuales que sufrió una redada policial, algo bastante frecuente en la época pero que en esta ocasión culminó con importantes manifestaciones de rechazo en las calles.

Con la caída de la dictadura de Franco, España se fue incorporando a esta ola internacional. En 1977 hubo ya manifestación del Orgullo en Barcelona, y al año siguiente se unió Madrid, además de otras ciudades como Sevilla o Bilbao. En la prensa se registran algunas marchas previas a la de 1978, pero siempre muy minoritarias. Como contaban algunos de sus protagonistas, «íbamos 50, 60 o 70 personas por Preciados y nos decían de todo menos bonitas».

Hasta 1978, en que ya fueron varios miles los reunidos. «No somos peligrosos», se leía en algunas pancartas, mientras otras protestaban porque el Código Penal aún considerara delito ser homosexual, y hubiera presos en las cárceles por esta causa.

La marcha fue plenamente reivindicativa y exigía, por encima de todo, cambios legales
La marcha fue plenamente reivindicativa y exigía, por encima de todo, cambios legales - EFE

Los participantes recordaban años después en la prensa cómo aquello acabó en carga policial, y los travestis y transexuales, a quienes se había querido relegar a posiciones más discretas, no dudaron en ponerse al frente de la reivindicación.

Al año siguiente, se repitieron la manifestación y sus protagonistas, aunque el escenario fue la Casa de Campo. Cuando ya abandonaban el lugar, relataba un teletipo de Europa Press en aquella fecha, «grupos de desconocidos armados con pistolas y porras atacaron a varios de los congregados, uno de los cuales resultó herido de consideración en la cabeza, al ser alcanzado por un objeto contundente».

La homosexualidad era aún un delito en España en 1978, y había personas encarceladas por este motivo
La homosexualidad era aún un delito en España en 1978, y había personas encarceladas por este motivo - EFE

Los últimos presos por homosexualidad en España fueron liberados en 1979. Pero la batalla legal siguió durante mucho tiempo: en 1988, continuaba habiendo manifestaciones de gays y lesbianas pidiendo una ley contra la discriminación por comportamiento sexual, que incluyera modificaciones de varios artículos del Código Penal.