Un grupo de chavales, jugando al fútbol ante la mirada de varios espectadores
Un grupo de chavales, jugando al fútbol ante la mirada de varios espectadores - CHEMA BARROSO

Una nueva asignatura enseñará el próximo curso Respeto y Tolerancia en el deporte

Decálogo de la Comunidad para luchar contra la violencia en las actividades deportivas infantiles y juveniles

MADRIDActualizado:

En septiembre, los alumnos de Secundaria podrán elegir una nueva asignatura optativa: Respeto y Tolerancia, que intenta fomentarla deportividad y el juego limpio en todas las actividades. Esta es una de las medidas comprendidas dentro del Plan de Lucha contra la Violencia en el Deporte, que se ha presentado al Consejo de Gobierno de la Comunidad de Madrid, y que recoge un completo decálogo sobre cómo evitar la violencia en el deporte infantil y juvenil.

Además de esta asignatura nueva, en todos los niveles educativos -Primaria, Secundaria y Bachillerato- habrá contenidos sobre el tema en diferentes asignaturas de las que ahora existen. Se intenta fomentar los valores del respeto y la deportividad, por la vía de enseñárselos a los chavales desde el colegio.

Pero no sólo los niños tienen que aprender: para que los padres también lo hagan, el plan regional incluye, en colaboración con las federaciones deportivas, entregar un trofeo a aquella afición que a lo largo de la temporada haya demostrado un comportamiento más deportivo y respetuoso. Al final de cada partido, se sacará una tarjeta blanca a al aficiión que haya tenido un comportamiento más ejemplar, y cuando finalice la temporada, se entregará el premio a la mejor afición a aquella que haya conseguido más tarjetas blancas.

Formar a las familias

La Consejería de Educación, que dirige Rafael van Grieken, quiere hacer especial hincapié en asesorar e informar a las familias que acompañan a sus hijos a las competiciones durante los fines de semana. Por eso, pondrá en marcha Escuelas de Padres, en colaboración con las federaciones madrileñas, para fomentar las buenas prácticas.

Los recreos y patios escolares también van a ser centro de actividades.

En el decálogo se incluyen además formación al profesorado, especialmente sobre gestión de actos violentos en el deporte; se promoverán contenidos sobre deportividad en la formación de técnicos, jueces y árbitros, y se pondrá en marcha un Observatorio Regional por la Deportividad.