Golpe policial en Madrid contra el tráfico de «tucibi», la cocaína rosa de la alta sociedad

La Policía Municipal ha detenido a una joven de 20 años por portar más de una decena de bolsas con esta droga

MadridActualizado:

La Policía Municipal de Madrid ha detenido en la madrugada del sábado en Usera a una joven de 20 años por portar en su bolso once bolsitas de tucibi, la conocida como cocaína rosa.

Los hechos tuvieron lugar a las 6.37 de este sábado. Los agentes dieron el alto a un vehículo que circulaba de forma anómala. La detenida, copiloto del vehículo, se mostraba «muy nerviosa» e intentaba ocultar su bolso con los pies. Fue entonces cuando los agentes descubrieron la droga. Se incautaron 11 bolsitas de cocaína rosa o tucibi, una droga de moda muy adictiva».

La alerta policial respecto a esta sustancia se ha intensificado en los últimos años, habida cuenta del auge notable en su consumo y comercialización. Tucibi (traducción de las siglas en inglés 2CB, su nombre original) es una droga sintética que se comercializa en polvo o en pastillas. Con un color rosa intenso, también es conocida como la «droga de la élite» por su elevado precio, superior al de la cocaína (60 euros), y es tomada en ámbitos de alto poder adquisitivo.

Origen colombiano

El efecto principal de tucibi es alucinógeno. Se consume por vía oral y es de rápida absorción: tarda unos quince o veinte minutos en actuar en el organismo, prolongándose hasta cuatro horas. Esta cocaína rosada, muy adictiva y con cierta aceptación entre los colombianos, causa agitación, alucinaciones y distorsión sensorial y motora. Estos efectos pueden mutar en diarrea, vómitos e incluso convulsiones. Un consumo prolongado de esta sustancia deriva en depresión, insomnio, cuadros de ansiedad y, en algunos casos, fuertes arritmias y paros cardiovasculares.

El origen de esta droga remite a Colombia, si bien la fórmula química se creó en Alemania en la década de los 70. Fue un narcotraficante del país suramericano, apodado como el «Pablo Escobar de las anfetaminas», quien se apoderó de la receta y comenzó a comercializarla hace diez años. En la nación cafetera es conocida como la «droga de las modelos y las reinas».