Las obras de la discoteca, las paró el consistorio BELÉN DÍAZ
MACUMBA

El Ayuntamiento detecta más de veinte fallos de seguridad en la «discoteca de Flores»

Entre ellos, destaca que deficiente cálculo del aforo, la insuficiente acotación de las zonas de evacuación y las precarias medidas contraincendios

MADRIDActualizado:

La antigua discoteca Macumba sigue cerrada a cal y canto. No celebrará la fiesta gay «inShock!», con la que pensaba reabrir en Nochevieja Miguel Ángel Flores, el principal imputado de la tragedia del Madrid Arena. Ni lo hará a corto plazo, según todos los indicios. El empresario trabaja en calidad de coordinador de desarrollo para el Grupo Alonso, que explota el recinto situado en la estación de Chamartín, a través de la mercantil Eurotransac. El motivo es que la nueva Ley de Espectáculos le prohibe ser promotor, al estar acusado de cinco homicidios imprudentes en la fiesta de Halloween de 2012.

Como ya informó ABC, el Ayuntamiento de Madrid paró el pasado 3 de diciembre las obras que se estaban realizando en dicha sala para acondicionar el recinto, propiedad del Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (Adif), dependiente del Ministerio de Fomento, que adjudicó los locales de la planta superior de la estación en abril de 2014 a los promotores citados, los únicos que se presentaron al concurso.

Miguel Ángel Flores DE SAN BERNARDO
Miguel Ángel Flores DE SAN BERNARDO

Los trabajos que se estaban acometiendo en el establecimiento carecían de permiso de obras y, por si eso fuera poco, lo gestores no disponen de licencia de actividad. Así lo determinaron los técnicos municipales del Área de Desarrollo Urbanístico, que revisaron la vieja sala de fiestas y los otros tres locales que explota Eurotransac: un bar-restaurante, una sala de exposiciones y unas oficinas, por lo que suspendieron todas las obras. Ante ello, los promotores se vieron obligados a cancelar su fiesta de Fin de Año que ya estaban publicitando y vendiendo entradas. Al parecer, Eurotransac se dirigió al consistorio para modificar la licencia de actividad de la sala sin lograrlo por ahora. El motivo obedece a la existencia de más de una veintena de deficiencias relacionadas con el cumplimiento de la normativa en materia de seguridad.

Entre ellas, destaca el aforo, «no está bien redondeado en algunas de las estancias, y no se tiene en cuenta la capacidad de algunas zonas». Además, «el aforo de riesgo se ha calculado solo en función de las salidas al espacio exterior, sin tener en cuenta los pasillos o escaleras interiores de las distintas zonas a evacuar», según precisaron la fuentes consultadas por este diario.

Otro fallo fundamental es que no están acotadas las longitudes de evacuación de algunos recorridos en los planos; tampoco se tiene en cuenta la entreplanta del camerino y el escenario como puntos para la salida del público; y, además, la puerta existente detrás del escenario es menor a 80 centímetros, por lo que incumple la medida mínima necesaria en caso de utilizarse como otro camino en caso de desalojo.

Aumenta la edificabilidad

Asimismo, los técnicos municipales consideran que al utilizar la entreplanta como camerinos y aseos, se aumenta la edificabilidad, un extremo para lo que los gestores necesitan el permiso de Adif. Otras deficiencias detectadas son que en las salidas de la instalación de ventilación y aire acondicionado no se justifica el cumplimiento de la ordenanza de medio ambiente, ni tampoco la ventilación de los pasillos protegidos, ni figuran en los planos extintores en la entreplanta, en la zona de aseos y oficinas. Y, en cuanto a los existentes, están separados por más de 15 metros, infringiendo la normativa.

Además, no han presentado el convenio de colaboración suscrito entre el Ayuntamiento de Madrid y Adif, imprescindible para admitir a trámite la solicitud de licencia urbanística. Ninguna de estas estas anomalías han sido subsanadas y, en caso de no hacerlo en el plazo de tres meses, el procedimiento caducará.

Pero estos no son los únicos problemas de los adjudicatarios de la sala rebautizada como Lab Madrid Exposiciones y Eventos: Adif cambió el uso de los espacios y vetó la explotación de la sala como discoteca, por lo quede hacerlo, incumplirían el contrato.