Isabel Díaz Ayuso e Ignacio Aguado
Isabel Díaz Ayuso e Ignacio Aguado - IGNACIO GIL

Avalmadrid: la comisión de investigación, primer pulso de Ciudadanos al PP

Aguado apoyaría la iniciativa del PSOE, pero los populares dudan de su encaje legal en la Asamblea

MADRID Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Mientras que en el Partido Popular mantienen una postura de «cohesión total y lealtad» con sus socios de Gobierno en la Comunidad, la otra mitad, Ciudadanos, ya ha dado muestras en varias ocasiones de que va por libre. La comisión de investigación de Avalmadrid se está convirtiendo en el primer pulso entre los dos partidos del Ejecutivo regional. Ayer, su vicepresidente y líder «naranja», Ignacio Aguado, abrió la puerta a apoyar la iniciativa del PSOE de llevar a cabo una comisión de investigación sobre la entidad. El viernes pasado, el portavoz de Cs en la Asamblea, César Zafra, anunció que van a presentar una proposición no de ley para que la Comunidad salga de Avalmadrid lo antes posible: «No se puede eliminar el ente porque es ajeno al Gobierno, pero sí retirar su participación en él», indican fuentes de esa formación. El malestar en el grupo parlamentario popular es manifiesto, pues, además, consideran que esa comisión podría no tener encaje jurídico.

Concretamente, lo que Aguado dijo ayer fue que apoyará la iniciativa socialista, aunque, especificó, no quiere que sea «una causa contra nadie ni que se convierta en un espectáculo o un circo». A nadie se le escapa que la jugada de la izquierda (se da por sentado que Más Madrid y Podemos apoyarán al PSOE), más allá de dirimir las presuntas irregularidades en Avalmadrid (entidad creada en tiempos de Esperanza Aguirre), es la de poner entre las cuerdas a la presidenta regional, Isabel Díaz Ayuso, por el crédito de 400.000 euros concedido a su padre, ya difunto, para su empresa. La líder del Ejecutivo autonómico viene repitiendo desde hace semanas que ella jamás ha tenido nada que ver con los negocios de su familia, y que su familia tampoco ha estado nunca relacionada con la política, como señaló en su primera entrevista tras ser investida, publicada por ABC.

«Si se pone en marcha una comisión de investigación rigurosa, solvente y seria para ir hasta el final del asunto, Ciudadanos no tendrá ningún problema en apoyarla –remachó Aguado–. Pero, si lo que se pretende es hacer de esto un espectáculo o un circo o tiene otros objetivos más espurios, no la respaldaremos». «Si hay imputaciones, si hay sospechas fundadas sobre algunas personas que hayan podido tener que ver con Avalmadrid, no tendremos inconveniente en que vayan a dar explicaciones a una comisión de investigación», apuntó.

Fuentes parlamentarias del PP no entienden cómo su socio se alinea con la tesis del bloque de izquierdas, puesto que una de las personas que pretenden que comparezcan es la propia Díaz Ayuso. La presidenta, ayer, en una entrevista en EsRadio, dijo que le da «absolutamente igual» crear comisiones de investigación, pero avisó de que hacerlo a instancias de la izquierda implica que sean «trajes a medida» de estas formaciones.

Desde Cs recuerdan que en la época de Cristina Cifuentes ya impulsaron «las comisiones sobre la cafetería de la Asamblea y del caso Máster». Aunque entonces ya habían retirado su apoyo parlamentario al PP.

El objetivo de la comisión es «analizar y, en su caso, determinar las responsabilidades políticas que hubiese por las presuntas irregularidades y trato de favor en la concesión y posterior seguimiento financiero de las operaciones realizadas de préstamo, crédito o avales por parte de Avalmadrid desde el año 2007 hasta 2018», según los socialistas.

1.672 avales en 2018

Fuentes parlamentarias del PP sostienen que «hay serias dudas de que la Asamblea pueda hacer una comisión de investigación sobre una entidad que cuenta con financiación regional, pero que es autónoma». «La Comunidad tiene una participación del 26%, pero el órgano fiscalizador y supervisor es el Banco de España. Avalmadrid es una herramienta de garantía recíproca, como ocurre en todas las comunidades. Una cosa es que se haya podido cometer errores, pero eso no puede enturbiar las grandes ayudas que se dan a pymes y empresarios autónomos», añaden.

El último informe de la Confederación Española de Sociedades de Garantía (Cesgar) habla de que las 18 entidades recíprocas como Avalmadrid que existen en las distintas regiones españolas inyectaron en 2018 financiación por valor de 1.282 millones de euros, contribuyendo al mantenimiento de 650.800 puestos de trabajo. En el caso de la Comunidad de Madrid, se dieron 1.672 avales el año pasado. Y se alcanzó un superávit de recursos propios de 48 millones de euros, un 20% más que en el ejercicio de 2017. El coeficiente de solvencia es del 23,8%, muy por encima de lo exigido.