Varios operarios trabajando sobre el graderío del Estadio del Rayo Vallecano
Varios operarios trabajando sobre el graderío del Estadio del Rayo Vallecano - PEDRO GONZÁLEZ/COMUNIDAD

Arrancan las obras del Estadio del Rayo Vallecano

Los trabajos comienzan por el graderío y durarán hasta mediados de septiembre

MADRIDActualizado:

Varios operarios se afanan desde hace unos días en el interior del Estadio del Rayo Vallecano en el inicio de las obras de remodelación que convertirá a este en un campo «de primera», como el club que ahora está en la división de honor del fútbol español. La Comunidad de Madrid va a invertir en estas tareas 1,2 millones de euros. Durarán alrededor de tres meses y medio, lo que significa que no acabarán hasta mediados de septiembre, ya comenzada la Liga.

La Comunidad de Madrid ha proyectado estos trabajos, y es la que pagará por ellos. De hecho, el estadio es de su propiedad, y un convenio con el club Rayo Vallecano regula su uso y gestión por parte del equipo. Los obreros llegaron al campo en los primeros días del mes de junio, y está previsto que permanezcan allí durante todo el verano.

De hecho, el plazo de ejecución de las obras es de tres meses y medio, lo que significa que no estarán concluídas hasta mediados de septiembre. Con la Liga de fútbol ya iniciada. Esto obligará a buscar alguna solución para los primeros partidos oficiales de la temporada, que puede pasar porque el Rayo juegue en otro campo «prestado» o que el calendario se adapte para que los primeros encuentros sean todos en campo contrario, tal y como hizo el Atlético de Madrid para el estreno del Wanda Metropolitano.

El Rayo necesitaba realizar reparaciones en su estadio desde hace tiempo. Es más, contaba en su haber con alguna inspección técnica del edificio negativa. La Comunidad explica que las obras que se han puesto ahora en marcha van a centrarse en mejorar la estructura del campo, sus graderíos y en la accesibilidad.

Humedades

También se harán mejoras para acabar con los problemas de humedades detectados, eliminar la oxidación de elementos metálicos de cubiertas y vallados, y retirar los elementos de publicidad obsoletos. A la vez, se van a reparar las fachadas exteriores.

Los primeros operarios que han entrado en el campo del Rayo han realizado catas, picado y saneado de las estructuras de hormigón que estaban deterioradas. También se están retirando los asientos, que serán sustituidos por otros de mayor calidad.

Los asientos se van a sustituir por otros más cómodos, y se mejorarán los accesos

La empresa adjudicataria –Fonsan– tiene marcada una doble prioridad: la prioridad, y que los trabajos que se están llevando a cabo «causen las menores molestias al club, al equipo y, sobre todo, a los aficionados», explican desde la consejería de Cultura, Turismo y Deportes de la Comunidad de Madrid.

«Queremos que los aficionados rayistas acudan a ver los partidos de la próxima temporada en un estadio renovado, seguro y accesible», insiste el consejero de Cultura y Deportes, Jaime de los Santos.

El consejero ha mantenido reuniones con la directiva del club y con las peñas rayistas, para acordar los trabajos e informar sobre su calendario de desarrollo.