Alumnos de 5º de Primaria del Colegio Público Azorín
Alumnos de 5º de Primaria del Colegio Público Azorín - maya balanya
http://www.topics.es/?tipo=acontecimientos&nombre=Sanidad&url=/temas-acontecimientos/sanidad.html&nombrereal=Sanidad

El 15,5% de los jóvenes madrileños duerme mal por su adicción a internet

A uno de cada cinco adolescentes le es difícil desconectar de las nuevas tecnologías

MadridActualizado:

España es, junto con Rumanía y Polonia, el país europeo con más riesgo de uso abusivo de las nuevas tecnologías entre adolescentes, según advierte un estudio comunitario ( www.eu.net.adb) promovido en 2013. Los datos, alarmantes, revelan que el 21,3% de los adolescentes españoles presenta trastornos de conductas adictivas a internet. Este patrón de comportamiento se caracteriza por la pérdida de control sobre su uso y conduce potencialmente al aislamiento y al descuido de las relaciones sociales, de las actividades académicas, de las actividades recreativas, de la salud y de la higiene personal, según los autores del informe. En lo que se refiere a la Comunidad de Madrid, el 15,5% de los jóvenes entre 14 y 17 años duerme mal por abuso del móvil y los videojuegos. Y al 20%, uno de cada cinco le resulta difícil desconectar. 

«Además de conciliar mal el sueño, los menores presentan insomnios vespertinos por la hiperestimulación, falta de atención en el estudio y trastornos de ansiedad con otras derivadas, que afectan, por ejemplo, a la conducta alimentaria», advierte Julio Zarco, director general de Atención al Ciudadano de la Consejería de Sanidad.

Ante esta compleja realidad, la Comunidad de Madrid lleva una década desarrollando un programa preventivo, «Innov@mos», entre alumnos de 5º y 6º de Primaria, de entre 10 y 11 años. El objetivo de este taller pionero en España, impartido por psicólogos en las aulas, es sensibilizar a los chavales de los peligros derivados del uso inadecuado de internet, videojuegos y teléfono móvil. Desde 2007 se ha formado a casi 70.000 alumnos de 320 colegios de la región. También se han impartido talleres a 5.000 padres, para que sean proactivos en la prevención de riesgos, ya que la obsesión por las nuevas tecnologías pone en riesgo las relaciones sociales de los niños, también dentro de la familia.

Conocer los riesgos

Elena, psicóloga infantil-juvenil especializada en la materia, repasaba ayer conceptos como la privacidad y la autoestima en una clase de 5º curso del colegio público Azorín, en San Cristóbal de Los Ángeles (Villaverde). Todos o casi todos tienen móvil, usan WhatsApp, se conectan a las redes sociales como Facebook, siguen a «youtubers» juveniles y videojuegos. Saben bien las ventajas de ocio y comunicación instantánea, también para explotar destrezas como la memoria, la atención y la coordinación. Pero en clase aprenden los riesgos de un mal uso de las nuevas tecnologías.

«Si metes fotos, alguien puede cogerlas y dárselas a más gente de la que pensaba», dice una niña. «No hay que hablar con desconocidos porque pueden engañarte sobre su edad, o hacernos cyberbulling», advierte otra. España es, si embargo, el país junto con Islandia que menos riesgo padece por este acoso. Una tercera alumna reconoce que hay contenidos violentos, sexuales o lenguaje soez, inadecuados para su edad. Y todos saben que no hay que abusar: «La adicción trae problemas psicológicos por dejar de lado a la familia, los amigos o los estudios».

El taller dura tres sesiones de dos horas cada una y emplea herramientas asertivas a los niños a través de juegos y actividades. Ayer, los alumnos de 5º del colegio Azorín cerraron el curso con un hip-hop, las conclusiones extraídas y la lección bien aprendida. «Se les dan pautas para que aprendan a proteger su privacidad en internet y fomentar su autoestima en una etapa fundamental en la que los niños se están haciendo psicológicamente», indica Zarco, que avanza que Sanidad estudia extender este exitoso programa de prevención a edades aún más tempranas: «Cuanto antes, mejor».