Protesta de los trabajadores de Alcoa en Madrid
Protesta de los trabajadores de Alcoa en Madrid - EP
ECONOMÍA

La Xunta y los trabajadores de Alcoa claman contra la inacción del Gobierno en la negociación del ERE

El conselleiro de Industria, Francisco Conde, considera «decepcionante» la reunión mantenida con el Ejecutivo

M. N.
SantiagoActualizado:

El tiempo corre y el Gobierno no ha sido capaz aún de encontrar una solución para la crisis de Alcoa. Es la protesta que han lanzado este miércoles la Xunta y los trabajadores, ante las negociaciones abiertas con la multinacional norteamericana para prorrogar seis meses más el plazo del ERE, y facilitar así la búsqueda de una solución al cierre de las factorías de La Coruña y Avilés, que emplean a casi 700 trabajadores. El Gobierno, por su parte, ha declarado que el Ministerio de Industria está estudiando «proyectos» pero pide más tiempo para hacerlos realidad.

«Hay soluciones y estamos evaluando proyectos», ha afirmado esta mañana la ministra Reyes Maroto, después de mantener durante más de seis horas (hasta la medianoche) una reunión con la empresa, los sindicatos y los gobiernos de Galicia y Asturias. «Ayer Alcoa desmentía que estuviese bloqueando la situación. Eso no es cierto. El bloqueo es cierto y se constata cada día en las mesas que estamos llevando a cabo. Por tanto, si hay voluntad por parte de la empresa, el Gobierno ya demostró en los casos de Vestas y Cemex que se puede buscar una solución de reindustrialización a cualquier cierre de empresa que se produzca en este país», ha razonado Maroto en la Cadena Ser.

Sin embargo, los términos empleados por la Xunta tras la reunión son más duros. Para el Conselleiro de Industria, Francisco Conde, el encuentro fue «decepcionante», en la medida en que el Gobierno todavía no ha presentado «propuestas sobre la mesa». «El tiempo está a punto de agotarse y no tenemos una solución concreta por parte de Gobienro, que solo acudió a la reunión para pedir que se ampliase el periodo de negociación del ERE», ha asegurado el resposable autonómico, en una entrevista en la Radio Galega. El plazo de negociación termina el día 15 de enero.

En el lado de los trabajadores, la reclamación es la misma: que el Ejecutivo «actúe ya». Para el delegado de la CIG en la factoría de La Coruña, Julio Moskowich, el Gobierno «esquivó los temas» expuestos por la plantilla, en una reunión mantenida con el secretario general de Industria, Raúl Blanco. Los trabajadores exigen, además, que el anunciado estatuto para la industria electrointensiva esté hecho antes de que termine el plazo para actuar, y que Alcoa vea que la propuesta «está en marcha y no es solo un parche».