El vicepresidente de la Xunta durante su comparecencia en el Parlamento
El vicepresidente de la Xunta durante su comparecencia en el Parlamento - Miguel Muñiz
Comisión del Marisquiño

Rueda insiste en que el Concello no activó el protocolo de emergencias

El vicepresidente de la Xunta anunció nuevas medidas para evitar este tipo de accidentes

SantiagoActualizado:

El Concello de Vigo incumplió sus obligaciones tanto en materia de emergencias como en lo referente a la revisión de la estructura que se hundió en la noche del 12 de agosto durante el festival del Marisquiño. Así lo reiteró este martes el vicepresidente de la Xunta, Alfonso Rueda, durante la última comparecencia de la comisión de investigación abierta en la Cámara autonómica para esclarecer las responsabilidades del siniestro que causó más de 460 heridos en la ciudad olívica. En cuanto a las obligaciones municipales relacionadas con la celebración del evento, Rueda explicó que la Ley de Espectáculos establece que son los ayuntamientos los que ante celebraciones de esta magnitud deben supervisar la solidez de las estructuras y el funcionamiento de las medidas de seguridad, además de tramitar la correspondiente licencia, algo que el Concello de Vigo no hizo.

Además, el número dos del Gobierno gallego insistió en que el ayuntamiento gobernado por el socialista Abel Caballero vulneró también sus obligaciones en el campo de las emergencias al no informar al 112 de la activación del plan municipal en esta materia, algo que impidió que la Xunta pusiese en marcha el Plan Territorial de Emergencias de Galicia (Platerga). «Parece que si se activa el protocolo autonómico es que yo [en referencia al alcalde de Vigo] no estoy haciendo bien las cosas», reprochó Rueda, al tiempo que recordó que Caballero es uno de los pocos regidores gallegos que sigue sin facilitar su número de teléfono a la base de datos del 112 para mejorar la gestión en este tipo de situaciones.

Precisamente, y con el fin de que no se repitan situaciones de este tipo, el vicepresidente de la Xunta avanzó que trabajarán en la implantación de nuevas medidas como la emisión de notificaciones para que los concellos convoquen a sus juntas locales de seguridad al completo ante la celebración de grandes eventos, ya que estos órganos son los encargados de desarrollar planes específicos de colaboración y coordinación a nivel local. En paralelo, la Administración autonómica exigirá, además del Plan de emergencias, la constitución de un Puesto de Mando Avanzado en contacto directo con el 112 siempre que se celebren eventos de más de 20.000 personas, algo que ya se ha realizado en eventos como el festival O Son do Camiño, el Entroido de Verín o la Arribada de Baiona. Además, entre otras medidas, se reclamará a la Federación Galega de Municipios e Provincias que se actualicen los teléfonos de contacto de los responsables de seguridad y emergencias de cada Concello.

Reacciones

Los portavoces de los grupos parlamentarios que participan en la comisión —todos menos el PSdeG— destacaron las aportaciones realizadas por Alfonso Rueda a la hora de extraer conclusiones de lo sucedido en la noche del pasado 12 de agosto, si bien algunos portavoces expresaron diferencias de criterio. El diputado popular Alberto Pazos manifestó que, en su opinión, el Concello incumplió «groseramente y a sabiendas» la ley de espectáculos públicos. Mientras, la parlamentaria de En Marea Carmen Santos consideró que si algo ha quedado claro tras las comparecencias es la «impecable actuación» de los servicios de emergencias. Por último, el nacionalista Luís Bará puso el foco en la necesidad de atender a las víctimas del siniestro.