El juez ordena el examen psiquiátrico del ladrón del Códice Calixtino
Miles de visitantes han visitado el Códice Calixtino, más famoso si cabe tras el robo - efe

El juez ordena el examen psiquiátrico del ladrón del Códice Calixtino

El detenido ha contado «dos o tres versiones» sobre los hechos que «no constituyen un relato coherente». El Juzgado adoptará una resolución la próxima semana sobre la posible puesta en libertad del extrabajador de la Catedral

ep
santiago de compostela Actualizado:

El Juzgado de Instrucción Número 2 de Santiago de Compostela prevé resolver la próxima semana sobre la puesta en libertad del exelectricista de la Catedral que permanece en prisión provisional por la sustracción del Códice Calixtino, recuperado el pasado mes de julio tras un año desaparecido, y sobre la devolución del dinero que se llevó de la Catedral.

Según han informado fuentes de la investigación, una vez que se analicen diligencias practicadas y se lleven a cabo otras pendientes, previsiblemente la próxima semana el juez instructor, José Antonio Vázquez Taín, adoptará una resolución sobre la posible puesta en libertad del extrabajador de la Catedral detenido por los hechos, Manuel F.C., quien tenía guardado en un trastero en un garaje en la población del Milladoiro, próxima a Santiago, el manuscrito.

Así, las mismas fuentes consultadas han explicado que se siguen analizando las pruebas y diligencias requeridas para determinar si la sustracción del Códice Calixtino constituye un delito de robo con fuerza o bien un hurto. Las pruebas practicadas y los indicios hasta la fecha apuntan a un delito de robo con fuerza, según han concretado fuentes de la investigación. Sobre lo alegado del exelectricista detenido, las mismas fuentes han resaltado que «contó dos o tres versiones» en las que «ha variado lo que ocurrió», por lo que «no se le da credibilidad» porque «no constituyen un relato coherente».

Relato sin coherencia

De este modo, en la segunda declaración efectuada por el detenido, que sigue en prisión provisional, «contó una historia que no tiene relevancia y credibilidad».

En esta nueva versión, supuestamente el exelectricista habría apuntado que se llevó el Códice de acuerdo con el deán de la Catedral para promocionar el templo. No obstante, las mismas fuentes de la investigación han restado credibilidad a este relato por falta de coherencia.