Presentación de la Corbi Foundation el pasado julio en La Coruña
Presentación de la Corbi Foundation el pasado julio en La Coruña - IAGO LÓPEZ

«La ciencia avanza si se unen investigadores de distintas ramas»

Uno de los «cerebros jóvenes más brillantes» analiza en La Coruña el futuro de la genómica

SantiagoActualizado:

Richard Bonneau investiga en la Simons Foundation de Nueva York y hace unos años fue considerado comouno de los cerebros jóvenes más brillantes del mundo. Esta semana, el bioquímico estadounidense visita La Coruña para participar en la charlas que la Corbi Foundation —institución asentada en Galicia que pretende enlazar la investigación biomédica con las matemáticas y la computación— organiza en la capital herculina.

Durante un encuentro con la prensa, el reputado científico explicó que su trabajo en el terreno de la genómica es algo similar a conocer cómo funciona el tráfico de una gran ciudad. «Tenemos los datos, pero buscamos el mapa completo para saber cómo se organiza», indicó Bonneau. Inmerso en un pionero proyecto denominado «Rosetta», el científico también aclaró que la dificultad de estos estudios estriba en interpretar todos los datos de los que se disponen para descubrir su sentido y su funcionamiento en relación con la genética humana. En concreto, este proyecto busca averiguar cómo se pliegan las proteínas para ocupar un espacio mínimo en las células, un problema matemático «muy interesante», según anotó el americano, para el que aún no existe respuesta.

Bonneau, que también es profesor en la Universidad de Nueva York, abordó en su encuentro con los medios el papel actual de la investigación médica y recetó que para conseguir avances en la frontera de la ciencia es necesario poner a trabajar juntos a profesionales de distintas ramascomo matemáticos, informáticos y biólogos. «Es de ahí de donde van a surgir avances destacados», remarcó. La idea lanzada por Bonneau fue desarrollada por Manuel de León, promotor de la Corbi Foundation y miembro del CSIC, quien anotó que en el caso de España «desgraciadamente no se está siguiendo este modelo por la rigidez de las estructuras universitarias e investigadoras, pero en países como EE.UU. sí se da esa interacción, que es la que produce avances espectaculares en la ciencia y que es lo que buscamos impulsar desde Corbi».

El científico americano también trazó un paralelismo entre el estudio de las redes sociales y el estudio de la biología porque, afirmó, «los métodos que sirven para estudiar las primeras son válidos para analizar lo segundo».