Pablo Casado, con una naranja en la mano como muestra de la «defensa de los intereses valencianos» - ROBER SOLSONA/ Vídeo: EP
Política

Casado critica que los presupuestos de Sánchez son «la factura de la moción de censura»

El líder del PP acusa a Ciudadanos de que les obligara a actuar contra Rita Barberá en el pacto de Gobierno y defiende a los expresidentes de la Generalitat

VALENCIAActualizado:

El presidente del PP, Pablo Casado, ha calificado los Presupuestos Generales del Estado como «la factura librada por la moción de censura» y el «pago vergonzante» de Pedro Sánchez a «independentistas, populistas y batasunos». En su opinión, las cuentas son «sectarias e ideológicas» y constituyen un «despilfarro»: «Son irreales en los ingresos pero dramáticamente reales en los gastos. Las peores que he conocido».

En un acto en el Oceanográfico de Valencia en el que ha presentado a los candidatos a las elecciones de la Comunidad Valenciana, ha advertido de que votar menos al PP y más a otras fuerzas políticas en España ha supuesto «más nacionalismo» y «más confrontación y división en las calles». Por eso, ha reivindicado a su partido como «el cambio tranquilo» y la alternativa al comunismo y al soberanismo.

Casado ha defendido el pacto en Andalucía con Ciudadanos y Vox frente a las críticas. «Hay que acordar a izquierda y derecha, porque ocupar el centro político no es moverse de sitio, sino estar firme como un árbol, integrar y abrirse sin ser dogmático e intransigente con los otros partidos», ha indicado. En este sentido, ha retado a encontrar «una sola medida negativa» en los acuerdos firmados.

El líder del PP ha puesto en valor el grado de renovación del partido en las candidaturas autonómicas y de las capitales de provincia, que ha cifrado en un 80 por ciento. Un hecho que precisamente se ha producido en la Comunidad Valenciana, a cuyos cabezas de lista ha presentado: Isabel Bonig para la Generalitat, María José Catalá para Valencia, Luis Barcala para Alicante y Begoña Carrasco para Castellón.

«Estoy orgulloso del PP valenciano, de sus luces. Soy consciente de sus sombras, pero este partido ha dado las mejores páginas de la historia de la Comunidad Valenciana. Por eso quiero poner en valor a todos los que han precedido a Isabel Bonig. A Alberto Fabra, a Francisco Camps y a Eduardo Zaplana, para quien pido humanidad en su trato penitenciario», ha indicado.

Mención especial ha tenido para la fallecida Rita Barberá. Y ha tenido duras palabras hacia Ciudadanos por ser el que exigió su expulsión del partido en las negociaciones para la investidura de Mariano Rajoy. Unas peticiones, en su opinión, «humillantes».

«Lo hizo Ciudadanos por un acuerdo de Gobierno, se lo dije a sus hermanas (las de Baberá) y ahora pienso que ella, una vez más, antepuso los intereses de Valencia y de España a los suyos, y lo hizo a petición de los mismos que pidieron que Pilar Barreiro se marchara para pactar un Gobierno en Murcia», ha comentado.

«En la vida hay que ser honesto y reconocer las cosas, hacer balance, pero hay que dejar muy claro quién tiene la responsabilidad con pleno respeto a su legado y memoria. Estamos muy orgullosos de lo que hizo, y creo que María José Catalá va a encarnar ese espíritu que nadie quiere patrimonializar, pero que creo que es justo recordar», ha incidido.