Imagen de archivo de Mónica Oltra, Ximo Puig y Joan Ribó - ROBER SOLSONA
Política

PSPV y Compromís, de la causa por financiación ilegal a los alcaldes de Valencia y Alicante señalados

Las formaciones de izquierdas no han logrado levantar la «hipoteca reputacional» de la Comunidad Valenciana

VALENCIAActualizado:

PSPV-PSOE y Compromís alcanzaron en 2015 acuerdos que les permitieron gobernar en la Generalitat Valenciana, la Diputación de Valencia y los principales ayuntamientos bajo la bandera de levantar la «hipoteca reputacional» que pesaba sobre la imagen de una autonomía marcada por los casos de corrupción protagonizados por el PP. Sin embargo, los tres años de legislatura no han estado extentos de causas que han afectado a los partidos de izquierdas.

Financiación del PSPV y el Bloc

Una investigación policial y judicial que se llevó a cabo durante año y medio en Valencia determinó la existencia de indicios de delito electoral en el PSPV-PSOE y el Bloc (el principal de los partidos que forman Compromís) en las campañas electorales de 2007 y 2011. Al encontrarse prescrito el delito electoral, pero no los de malversación, prevaricación y falsedad documental, la juez de Valencia que instruyó el caso decidió trocear la causa en cuatro juzgados de Madrid, Gandía y Benidorm. La causa suma un total de veintiséis imputados y afecta a la antigua cúpula de los ministerios de Sanidad y Vivienda en la etapa de José Luis Rodríguez Zapatero por unos contratos con Crespo Gomar, la agencia que llevó la campaña de los socialistas valencianos. La juez y la Fiscalía apreciaron indicios de delito en dos contrato por importe de 405.000 euros del Ministerio de Medio Ambiente cuando lo dirigía Cristina Narbona, actual presidenta del PSOE, pero en este caso habría prescrito.

Exalcalde de Alicante

Gabriel Echávarri, exalcalde socialista de Alicante y declarado «amigo» de Pedro Sánchez, dimitió el pasado 9 de abril de su cargo por su doble procesamiento judicial. Echávarri se sentará en el banquillo en sendas causas por prevaricación. Una de ellas por despedir a una funcionaria interina, familiar del actual alcalde de la ciudad, Luis Barcala. La otra, por fraccionamiento de contratos en la Concejalía de Comercio. En ambos casos, la Fiscalía solicita penas de diez años de inhabilitación para el ejercicio de cargo público.

Alcalde de Valencia

Joan Ribó se convirtió este lunes en el primer alcalde de la historia de Valencia que declaró ante un juez como imputado. El dirigente de Compromís sigue investigado tras su comparecencia en una causa por prevaricación administrativa e impedimento del ejercicio de los derechos cívicos por negar documentación al PP.