La exconsellera Milagrosa Martínez, durante el juicio del caso Fitur, dentro del caso Gürtel
La exconsellera Milagrosa Martínez, durante el juicio del caso Fitur, dentro del caso Gürtel - EFE
Caso Gürtel

Los condenados por Fitur, en vísperas de entrar en prisión y tres de ellos piden el indulto

Son 11 responsables de amañar contratos de la Generalitat y tienen penas de entre 3 y 13 años de cárcel

VALENCIAActualizado:

Los condenados por el caso Fitur que están en libertad han comparecido escalonadamente este miércoles en el Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana (TSJCV) -donde estaban citados entre las 9.00 y las 12.10 hora- para recoger el mandamiento de entrada en prisión, que se hará efectiva este jueves 24 de mayo, y que se les ha comunicado personalmente a excepción de la exconsellera de Turisme, Milagrosa Martínez.

Tres de ellos han pedido que se suspenda su ingreso en la cárcel mientras se resuelve el indulto que han pedido al Ministerio de Justicia, han informado a EFE fuentes del Tribunal Superior de Justicia valenciano.

Se trata de Mónica Magariños, empleada de las empresas de Francisco Correa; Isabel Jordán, administradora de varias empresas de la trama Gürtel, y Ana Grau, ex alto cargo de la Conselleria de Turismo, quienes han pedido la suspensión de la ejecución de la pena de prisión hasta que se pronuncie el Gobierno sobre su indulto.

Magariños alega "los perjuicios familiares, personales y económicos graves e incalculables" que sufriría si se hiciese efectiva la pena de 3 años de prisión, que desestructuraría "una vida hecha".

Añade que carece de antecedentes penales y que nunca tuvo ninguna función directiva en las empresas de Correa, sino que más bien hacía "labores de mero trámite" y que estaba "subordinada" a sus jefes, pues era "una mera secretaria" y la "única administrativa condenada en esta causa".

Por ello, apela a "razones de justicia y equidad" para que se suspenda la ejecución de la condena, que en sí misma supone "un reproche jurídico penal suficiente" y conlleva "la reeducación y reinserción social buscada por la pena impuesta".

Huyendo de los medios

Solos o en compañía de sus asesores jurídicos, los condenados han rechazado hacer declaraciones y han tratado de evitar a los medios de comunicación, alguno a la carrera cruzando la calle por entre los coches. El único que ha hecho una declaración ha sido el letrado de un exalto funcionario de la Conselleria, quien se ha limitado a decir: "Ya hemos pasado por esto suficiente, y por tanto, se acabaron las declaraciones. Gracias".

El resto de condenados que se encuentran en prisión por otras ramas del caso Gürtel -Francisco Correa, Pablo Crespo y Álvaro Pérez, los considerados cabecillas de la trama- ya recibieron la comunicación vía exhorto de la sala, para informar al centro penitenciario de la firmeza de su condena.

El pasado 8 de mayo, la Sala de lo Penal del Tribunal Supremo confirmó íntegramente la sentencia del TSJCV que condenó a penas que oscilan entre los tres y los 13 años de prisión para los 11 acusados de amañar contratos entre la Conselleria de Turisme de la Generalitat Valenciana, dirigida por Milagrosa Martínez, y la trama corrupta Gürtel para la feria de turismo Fitur entre los años 2005 y 2009, durante los que la exconsellera contrató los stands.

No obstante, Milagrosa Martínez, que en un principio estaba citada este miércoles a las 10.00 horas, ha evitado comparecer en la Sala de lo Civil y Penal, después que el TSJCV dictara una providencia que le ha permitido no presentarse personalmente a recoger la orden de entrada en prisión, para cumplir una pena de nueve años. Martínez tenía dos opciones: presentarse voluntariamente en el centro penitenciario que elija el jueves previa comunicación al tribunal o recoger la orden a través de su procurador.

Paso por los tribunales

El primero en acudir ha sido Cándido Herrero, exempleado de Orange Market, condenado a una pena de cuatro años y cuatro meses de cárcel. Poco antes de las 8.45 horas se ha presentado solo en el tribunal para recoger la orden de entrada en prisión y ha salido sin hacer declaraciones.

Tras él, le ha tocado el turno a Rafael Betoret, exjefe de gabinete de la Conselleria de Turisme, condenado a seis años de cárcel. A las 9.18 horas se ha presentado en la Sala acompañado de su abogado sin hacer declaraciones. Betoret tiene una condena anterior a una multa de 9.600 euros, al declararse culpable por conformidad en el conocido como 'caso de los trajes'.

A los pocos minutos ha llegado el exjefe de Promoción de la Agència Valenciana de Turisme (AVT), Jorge Guarro, condenado a 4 años de prisión. A su salida, su abogado ha manifestado que no iban a hacer declaraciones: "Ya hemos pasado por esto suficiente, y por tanto, se acabaron las declaraciones. Gracias", ha zanjado.

Casi una hora más tarde, a las 10.15 horas, ha comparecido la excoordinadora de Ferias de la AVT, Ana Grau, condenada a tres años de cárcel. Grau ha llegado sola y ha salido sin hacer declaraciones.

Le ha seguido el exalto cargo de la Conselleria de Turisme, Isaac Vidal, condenado a siete años de prisión. A las 11.10 horas ha entrado en la sala acompañado de su abogado y sin hacer declaraciones. A la salida del tribunal ha intentado evitar a los medios de comunicación para no que no captaran su imagen.

La última citada, Mónica Magariños, se ha presentado en el TSJCV a las 11.40, media hora antes de la que había fijado la sala. Condenada a una pena de tres años, la exempleada de Orange Market, ha llegado acompañada de su abogado y sin hacer declaraciones.

Al resto de condenados y considerados líderes de la red Gürtel que se encuentran en prisión por otro hechos relacionados con la misma trama -Francisco Correa (13 años); Álvaro Pérez 'El Bigotes' (12 años y tres meses) y Pablo Crespo (13 años y tres meses)- la sala había acordado librar exhorto a los centros penitenciarios para requerirles el cumplimiento de la penas impuestas.