Imagen de archivo del Hospital de Alzira
Imagen de archivo del Hospital de Alzira - ROBER SOLSONA
Alzira (Valencia)

Cárcel por amenazar con una navaja a una médico embarazada para tener un informe: «Mejor, así mato a dos»

La mujer le advirtió que estaba encinta al condenado cuando ocurrieron los hechos en 2017, pero esto no era un impedimento

VALENCIAActualizado:

Un hombre ha sido condenado a tres años de prisión por amenazar con una navaja a una médico embarazada para conseguir un informe. El Juzgado de lo Penal número 1 de Valencia le impone además una multa de dos meses con una cuota diaria de 6 euros.

El fallo, que se puede recurrir ante la Audiencia provincial, condena al hombre por un delito de atentado contra funcionario sanitario haciendo uso de un objeto peligroso en concurso ideal con un delito leve de lesiones, con la atenuante de reparación del daño, según la sentencia facilitada por el Colegio de Médicos.

También le prohíbe al agresor acercarse a menos de 200 metros y de comunicarse con la médico durante seis meses y al pago de una indemnización de 385 euros por las lesiones sufridas (trastorno de ansiedad reactivo) y de 1.632 euros por la secuela (estrés postraumático leve).

Los hechos ocurrieron a las 8.50 horas del 14 de noviembre de 2017 en las consultas externas del Hospital de Alzira, donde se personó el acusado y accedió al despacho de la doctora a través del despacho contiguo, pese a que la enfermera le había dicho que no podía pasar.

Una vez dentro, le requirió a la médica la entrega de un informe que le había demandado en días anteriores y que necesitaba para un juicio laboral que tenía esa misma mañana en Valencia, pero la doctora se negó a realizarlo en ese momento y le advirtió de que iba a llamar a la Policía.

Entonces, el hombre sacó una navaja del bolsillo del pantalón y amenazó a la médico con ella al tiempo que le decía que iba a hacer lo que hiciera falta para conseguir el informe.

La médico le instó a pensar sobre su acción y le comunicó que estaba embarazada, a lo que el hombre contestó: "Mejor, así mato a dos". En ese momento, entraron en el despacho un auxiliar administrativo y la enfermera, que consiguieron que el hombre depusiera su actitud y saliera de la consulta.

El acusado guardó la navaja y se sentó en una silla de la sala de espera hasta la llegada de la Policía, que le detuvo y se incautó de la navaja, de 11 centímetros, según el relato de los hechos recogido en la sentencia, fechada este miércoles.

Para el Colegio de Médicos, esta sentencia es "un éxito para el colectivo médico, en especial por la violencia en la conducta del agresor y la pena impuesta", y espera que sirva como acción disuasoria para que este tipo de agresiones no vuelvan a ocurrir.

Durante el año pasado se contabilizaron 26 agresiones a médicos, un 45 % más desde 2016, pese a que se ha reconocido como autoridad al personal sanitario en ejercicio de sus funciones en la Ley de Salud Valenciana promulgada en 2014, según datos aportados por el Colegio de Médicos.