El líder de Podem, Albano-Dante Fachín
El líder de Podem, Albano-Dante Fachín - EFE

Podem y comunes acuerdan confluir en Un País en Comú

Marcha atrás del partido que lidera Albano-Dante Fachín, que finalmente confluirá con la formación de Colau y Domènech

BARCELONAActualizado:

Un día después de que la dirección de Podem asegurara que los resultados de la consulta interna sobre el posible acuerdo con Un País en Comú eran «vinculantes» -y por lo tanto no habría acuerdo- la formación morada y la coalición que lideran Ada Colau y Xavier Domènech anunciaron que se había llegado a un acuerdo para confluir.

En un comunicado, Un País en Comú confirmó ayer el acuerdo de cara a la asamblea fundacional del próximo 8 de abril. Así, la votación de los órganos de dirección -transitorios, apuntaron- «se hará con un sistema de listas abiertas y tanto ‘online’ como presencial», pero siempre con un control de validación que requerirá el DNI. Esta era una de las exigencias de los comunes de Colau y Domènech y, a cambio, estos ceden en que se tenga que aprobar un código ético el día de la asamblea fundacional.

De esta asamblea saldrán dos órganos de dirección de los nuevos comunes: la ejecutiva (formada por 33 miembros) y la coordinadora nacional (formada por 120 miembros).

En este sentido, «para asegurar que los órganos tengan una representación plural, ninguna candidatura -que se presente a la dirección- podrá ocupar la totalidad de las plazas», resolviendo también otro de los puntos en discusión. Para la ejecutiva, el máximo será de 25 miembros; y para la coordinadora nacional, 96 miembros.

El plazo para presentar las candidaturas de Un País en Comú se cerrará el 26 de marzo, y el 1 de abril se proclamarán las candidaturas.

Pese a que hasta ayer todo eran reproches, nada más hacer público el acuerdo, el líder de Podem, Albano-Dante Fachin, se mostró conciliador: «Domènech ha sido una figura que ha ayudado y que ha cumplido el mandato que todos le habíamos otorgado».

Por su parte, Domènech y Pablo Iglesias (Podemos) mostraron, en Madrid, su satisfacción por el acuerdo: «Es un hecho histórico».