Marín, durante la entrevista
Marín, durante la entrevista - J. C. V.

Núria Marín (PSC) ante el pacto sociovergente en la Diputación de Barcelona: «La política es acuerdo y pacto»

La alcaldesa de L’Hospitalet, candidata a presidir la Diputación, dice en «Converses» de COPE Cataluña y Andorra que «no es normal lo que hemos vivido en los últimos años en la política catalana»

BarcelonaActualizado:

Horas antes de que el PSC decida este fin de semana proponer a Núria Marín como presidenta «in pectore» de la Diputación de Barcelona, la alcaldesa de L’Hospitalet ha destacado este sábado ante los micrófonos del programa «Converses» de COPE Cataluña y Andorra que «hemos de recuperar el acuerdo y el pacto como lo normal». Porque en su opinión, «la política es precisamente eso, acuerdo y pacto» frente a lo que considera que «no es normal», refiriéndose a lo que vivido en los últimos años en la política catalana, dominada por el «procés». De esta forma la número dos del PSC inaugura una nueva etapa en la que pretende superar los bloques (independentistas versus constitucionalistas) para fraguar una sociovergencia en la tercera institución catalana en importancia y en presupuesto.

El pacto del PSC, que cuenta con 16 diputados provinciales, con Junts per Catalunya (7) no alcanza la mayoría absoluta en la Diputación, pero se impondría en una votación por mayoría simple a un eventual pacto entre ERC (16) y Comunes (5). Fuentes del PSC confirmaron a ABC que la idea es formar «mayorías amplias» al margen del modelo de investidura en el Ayuntamiento de Barcelona, calificado como «totalmente excepcional y no trasladable a la Diputación», donde el voto del antiguo alcalde de L’Hospitalet, Celestino Corbacho, ahora en la órbita de Ciudadanos, presumiblemente no sería para Núria Marín, a la que aupó cuando se fue al Ministerio de Trabajo como su pupila, pero con la que ahora no tiene buenas relaciones.

Gracias al acuerdo sociovergente, que llega cuando falta menos de una semana para el pleno de constitución de la Diputación, que será el próximo jueves, los socialistas podrán recuperar la presidencia de esta administración, que en los últimos ocho años había estado en manos de Convergència. La alcaldesa socialista de l'Hospitalet de Llobregat desde 2008, que en las pasadas municipales recuperó la mayoría absoluta, ha destacado la importancia del pacto y el diálogo para el gobierno de las instituciones y el progreso de los municipios. Marín aboga por «intentar hacer posible que el acuerdo y el pacto sean la normalidad y no la excepción». El pleno de constitución de la Diputación barcelonesa se celebrará el próximo jueves, día 11 de julio.

«No confío en ERC»

Marín ha recordado que es a través del diálogo y el acuerdo como desde los municipios se consiguen los beneficios para la ciudadanía. «La política es dialogar, la política es discutir, pero también es acordar«, ha explicado. «Yo no he hecho otra cosa en los últimos cuatro años que discutir, dialogar y acordar con formaciones políticas que no son las mismas que las mías. La cuestión es llegar a acuerdos en beneficio de la ciudad». De otra forma, ha asegurado Marín, «no hubiera sido posible ni la línea 9 ni la 10 del Metro», por ejemplo.

En cuanto a la presidencia del Gobierno, Marín avanza que «como en las obras, se estará trabajando hasta el último segundo», y opina que la mayoría parlamentaria en la investidura de Pedro Sánchez debe servir para «llegar a acuerdos con las izquierdas» pero que eso no significa tener a un ministro como Pablo Iglesias porque, en su opinión, «todo el mundo tiene que ceder en sus pretensiones». Respecto a ERC, la alcaldesa de L’Hospitalet asegura no tener «mucha confianza después de vivir con ellos situaciones muy desagradables, desafortunadas y creo que erróneas», refiriéndose a la negativa de Esquerra a que Miquel Iceta fuera designado senador por el Parlament de Cataluña como primer paso para acceder a la presidencia de esa cámara que ahora preside el filósofo socialista Manuel Cruz.

Prioridad en la seguridad ciudadana

En el plano municipal, Núria Marín se ha referido a las imágenes de una pelea en L’Hospitalet difundidas por algunas televisiones y ha recordado que la seguridad ciudadana «no depende de los municipios, aunque todo el mundo mire a los ayuntamientos cuando pasan cosas», sino que la responsabilidad recae sobre la Generalitat y los Mossos d'Esquadra. En ese sentido, ha recordado que «la policía local no puede suplir lo que tiene que hacer la Generalitat». Marín se ha mostrado convencida de que hay recursos económicos para dotar a la ciudad de más agentes de Mossos, pero que la Generalitat tiene otras prioridades que «el partido socialista no comparte» y que si los socialistas gobernaran «sería diferente».

En el plano local, Marín está «muy ilusionada» por los proyectos de transformación de la segunda ciudad de Cataluña a partir de continuar el soterramiento de la Gran Vía desde la plaza Europa hasta el Hospital de Bellvitge, creando un polo de atracción para la biotecnología, y también por el soterramiento de las vías del tren que atraviesan L’Hospitalet, cuyas obras están previstas para el año que viene. «Este es un proyecto muy importante para la ciudad», ha asegurado, ya que «transformará una ciudad ahora dividida a una única gran ciudad». Otro proyecto que impulsará en el mandato ahora inaugurado será una transformación similar a la experimentada con la plaza Europa, pero en la zona junto a la Diagonal, entre Collblanch y Esplugues, donde tienen que ubicarse equipamientos deportivos y un hospital.