Valls, este mediodía durante su intervención en el Círculo Ecuestre
Valls, este mediodía durante su intervención en el Círculo Ecuestre - EFE

Manuel Valls avisa: «Los independentistas se están preparando para asaltar Barcelona»

El candidato a la alcaldía lamenta que la gestión de Ada Colau «es un desastre, ha sido un desastre y nos puede llevar hacia una consolidación del desastre»

BarcelonaActualizado:

“La administración municipal de Ada Colau es un desastre, ha sido un desastre y nos puede llevar hacia una consolidación del desastre para Barcelona”. Con un discurso contundente, el candidato a la alcaldía opr Ciudadanos Manuel Valls ha defendido este mediodía su proyecto de ciudad como solución al “momento difícil” que vive y al “desbarajuste” de gestión del gobierno municipal actual.

En una conferencia en el Círculo Ecuestre de Barcelona ante unas 250 personas con la que esta entidad ha abierto el ciclo de coloquios con los candidatos al Ayuntamiento, Valls ha lamentado que la capital catalana se haya acabado integrando en el proyecto separatista y ha puesto énfasis en que a pesar de que la alcaldesa “ha hecho muchos equilibrios para intentar disimular esta opción tan peligrosa” ha acabado poniéndo la ciudad "al servicio de una causa que no tiene ningún futuro".

Así, y en una alusión al reciente anuncio del encarcelado Joaquim Forn (PDECat) de presentarse como candidato a la alcaldía y su posible alianza con ERC, ha avisado que los independentistas, pese a "sus múltiples divisiones", "se están preparando para asaltar" la Barcelona "cosmopolita de siempre", la Barcelona "liberal, abierta, inclusiva y tolerante".

Con todo, el alcaldable por Ciudadanos, que desde este martes también arropa la formación Lliures, ha querido transmitir su esperanza porque “Barcelona tiene la inmensa suerte de beneficiarse de una inercia positiva” y porque las elecciones del próximo mayo “son la gran oportunidad para recuperar la ciudad de la trampa populista del radicalismo nacionalista”.

En este sentido, ha ejemplificado la mala acción municipal recordando ejemplos “absurdos y graves” como la retirada del busto de Juan Carlos I o la estatua del Marqués de Comillas, el ninguneo a la figura de Juan Antonio Samaranch, los intentos de desplante ante la organización del Mobile World Congress o la repetitiva defensa de que "o eres 'indepe' o facha".

"Como alcalde, acabaré con el 'top manta", ha garantizado Valls, que ha asegurado que, si gobierna, habrá normas claras y la Guardia Urbana sabrá que puede actuar y no ser después castigada por el Ayuntamiento, según el candidato, que, preguntado por infraestructuras, ha apostado por acabar la L9 de Metro y ha dicho que unir el tranvía no es una prioridad.

Valls también ha defendido la importancia de las élites para la ciudad, y ha avisado de que ir contra las élites es ir en contra de la democracia, tras lo que ha aseverado: "Soy proempresa. Sí, señora Colau, porque es la que crea empleo" y ha asegurado que, si es alcalde, hará un discurso 'business friendly' para tratar de que vuelvan el máximo de empresas a la ciudad.

Conflicto en el taxi: «ningún chantaje»

En cuanto al conflicto en el sector del taxi por el encaje de los VTC, Valls ha advertido de que la ciudad "no puede sucumbir a ningún chantaje de los que quieren paralizar la ciudad, nunca y en ninguna circunstancia". Así, ha exigido a los políticos y administraciones plantar cara al desencuentro entre taxistas, sin "pasar la patata caliente" y ha criticado que la alcaldesa haya engañado a los taxistas al prometer una regulación que no podía cumplir por falta de competencias del Área Metropolitana de Barcelona (AMB).