El PP tendrá dos vicepresidencias ejecutivas en la Diputación de Barcelona...
Alicia Sánchez-Camacho y Artur Mas - YOLANDA CARDO

El PP tendrá dos vicepresidencias ejecutivas en la Diputación de Barcelona...

CiU presidirá el ente supramunicipal, cuya estructura se simplificará al pasar de 13 a 5 áreas

Actualizado:

El PP ocupará las vicepresidencias primera y tercera de la Diputación de Barcelona, correspondientes a los ámbitos territorial y promoción económica, respectivamente, mientras que CiU, además de presidir este ente supramunicipal, ocupará la segunda y la cuarta. Estos cuatros cargos tienen carácter ejecutivo.«MC» Asimismo, ambas formaciones han acordado crear una vicepresidencia institucional a cargo del PSC.

Este es el principal resultado de las negociaciones que CiU y PP han mantenido sobre el futuro de esta institución, que gestiona al año un presupuesto de 661 millones de euros. Los resultados electorales del pasado 22 de mayo han convertido a los nacionalistas en la principal fuerza municipalista, mientras que el aumento de votos logrado por el PP la ha convertido en una fuerza decisiva en la constitución de la Diputación, gobernada desde hace más de tres décadas por los socialistas.

CiU y PP han decidido aligerar la enorme estructura que actualmente tiene esta entidad, por lo que se aplicará una drástica racionalización administrativa. En concreto, estas dos formaciones han decidido reducir de tres a cinco el número de áreas de que se compone la Diputación, presidida hasta ahora por Antoni Fogué.

Por contra, no habrá acuerdo para gobernar el Ayuntamiento de Tarragona entre nacionalistas y populares pues CiU ha mantenido su compromiso de dejar que gobierne la lista más votada, en este caso la del actual alcalde Josep Félix Ballesteros. La líder local de CiU, Victòria Forns, se ha visto obligada a renunciar a ese pacto, que siempre ha defendido.

En Badalona (Barcelona), ciudad que a partir de mañana gobernará el popular Xavier García Albiol, CDC y UDC están enfrentadas porque los socialcristianos se niegan a aceptar la dirección de la concejalía del distrito primero que les ha ofrecido el futuro primer edil. La sección local Unió quiere pasar a la oposición y no mantener «ningún tipo de vínculo» con el gobierno municipal.