Junqueras y Puigdemont, en el Parlament
Junqueras y Puigdemont, en el Parlament - INÉS BAUCELLS

Junts pel Sí avala explorar «vías unilaterales» a la independencia

En la comisión del Proceso Constituyente, la CUP pide un referéndum unilateral de secesión

BARCELONAActualizado:

El grupo parlamentario de Junts pel Sí (CDC y ERC) en el Parlament defiende explorar «vías democráticas de unilateralidad» hacia la independencia de Cataluña, ya que considera que el Estado se ha negado en todo momento a negociar sobre el proceso soberanista catalán. Así consta en el escrito de conclusiones que JpS presentó este viernes en la Comisión de Estudio del Proceso Constituyente –impugnada por el Gobierno ante el Tribunal Constitucional– y que se ha celebrado en los últimos meses en el Parlament.

Estas conclusiones, junto a las de la CUP, las de Catalunya Sí que es Pot (CSQP) y las del PP –que ha asisitido a algunas de las sesiones de la comisión, pero para descalificarla y concluir que el proceso constituyente es «inviable»–, serán debatidas y votadas el próximo lunes. Para luego dar paso a su tramitación en el pleno, donde JPS y la CUP –partidaria de un referéndum unilateral de independencia (RUI)– suman mayoría. El PSC y Ciudadanos, ni tan siquiera han participado en la comisión.

En sus conclusiones, JpS señala que «el Estado español no ha querido dar una salida democrática a la legítima aspiración de una buena parte de la sociedad catalana». Por eso, señala, «hay que poner a debate paralelamente al debate constituyente, las vías democráticas de unilateralidad en el caso de que el Estado siga con el mismo criterio».

JpS llega a esta conclusión en pleno debate en el mundo soberanista sobre si la Generalitat tiene que impulsar el llamado RUI, pero en el documento registrado en el Parlament no aparece explícitamente esta fórmula de consulta. En la hoja de ruta orginal del «procés» sí constaba la Declaración Unilateral de Independencia (DUI).

Por contra, la CUP sí que recoge explícitamente la propuesta –ya reiterada varias veces por su parte– de un referéndum unilateral de independencia en las conclusiones de la comisión del Proceso Constituyente. En su texto, los antisistema abogan por un RUI para activar «la desconexión» del Estado e incluso indican que éste debería celebrarse antes de la convocatoria de elecciones para configurar una «asamblea» (Parlamento, en el lenguaje no cupero) constituyente. La que deberá redactar la constitución de la Cataluña independiente, que luego debe ser refrendada en referéndum.

En cuanto al grupo parlamentario de CSQP –la referencia de Podemos en Cataluña– en sus conclusiones sobre la comisión de estudio señalan que cualquier fórmula unilateral sería «un error» y apuestan por un referéndum «con todas las garantías». En base al artículo 92.1 de la Constitución o a través de una reforma de la Ley orgánica de referéndums.

Manifiesto

Desde que el «procés» independentista y su hoja de ruta quedó seriamente tocado por la decisión de la CUP de no apoyar los presupuestos de la Generalitat –lo que propició que el presidente Carles Puigdemont anunciara una cuestión de confianza para septiembre–, la idea de un referéndum unilateral de independencia ha vuelto a sonar con fuerza en los ámbitos indedependentistas. Convergència ha mostrado sus recelos a esta fórmula; ERC delega en lo que decida el Parlament y, la CUP, apuesta por esta fórmula y el pasado junio pidió, sin suerte, a Puigdemont que celebrara una cumbre de partidos para impulsarla.

Fuera de los partidos, la Asamblea Nacional Catalana ha convocado una consulta entre sus socios –cuyos resultados se conocerán este fin de semana– para que decidan si apoyan un referéndum unilateral de secesión.

En paralelo, esta semana un grupo de políticos –entre ellos, de la CUP o Demòcrates– y personalidades catalanas ha impulsado un manifiesto en favor de un RUI.