Foto de familia de los ganadores, este miércoles en Barcelona
Foto de familia de los ganadores, este miércoles en Barcelona - Inés Baucells

Jaume Cabré y Carme Ruscalleda, Premios Nacionales de Cultura de Cataluña

La ceremonia de entrega de los galardones, dotados cada uno con 15.000 euros, tendrá lugar el jueves 4 de julio en el Teatre L'Artesà

BarcelonaActualizado:

El Consell Nacional de la Cultura i de les Arts (CoNCA) ha reconocido este miércoles al escritor Jaume Cabré, a la chef Carme Ruscalleda y al Museo de Lérida con los Premis Nacionals de Cultura 2019,entre una decena de galardonados. Según ha destacado el presidente del CoNCa, Carles Duarte, estos premios, dotados con 15.000 euros cada uno, apuestan por la «excelencia y la innovación», y ha ensalzado que es la primera ocasión en la que se premia a un personaje de la gastronomía.

El CoNCA ha reconocido asimismo al Colegio de Arquitectos de Cataluña, a la Federación de Ateneos de Cataluña y a Litterarum Móra d'Ebre-Feria de espectáculos literarios y ha reconocido la labor de la editora y traductora Maria Bohigas, la museóloga Josefina Matamoros y el escultor Josep Ponsatí.

La ceremonia de entrega de los galardones, dotados cada uno con 15.000 euros, tendrá lugar el jueves 4 de julio en el Teatre L'Artesà de El Prat de Llobregat, sala que abrirá próximamente sus puertas al público, un edificio modernista construido en 1919 y que ha estado en desuso desde 1988.

Según Duarte, en los premiados de este año confluyen «la excelencia y la innovación, así como una visión integral del territorio -desde el Rosellón hasta las tierras del Ebro, de Barcelona a Lleida- y una amplia representación generacional» y además los premios reivindican el papel fundamental de la mujer en la vida cultural.

En el ámbito literario, los Premios Nacionales distinguen a la editora y traductora Maria Bohigas, continuadora del legado de su abuelo, Joan Sales; y la prolífica trayectoria del escritor Jaume Cabré, autor de obras como «Senyoria» (1991), «L'ombra de l'eunuc» (1996), «El sentit de la ficció» (1999), «Les veus del Pamano» (2004) o «Jo confesso» (2011).

En reconocimiento a su «contribución al arte internacional y a la construcción de puentes con otros territorios», los premios han recaído en la especialista en arte Josefina Matamoros, embajadora en el sudeste de Francia del arte catalán de vanguardia desde Céret y Collioure; y al escultor Josep Ponsatí, con vínculos con París y Nueva York, que introdujo el minimalismo escultórico en Cataluña con sus singulares piezas hinchables de dimensiones monumentales integradas en el paisaje.

Matamoros ha recordado su condición de «gran periférica» por su nacimiento en las tierras del Ebro y «aun más periférica por mi trabajo en la Catalunya Nord».

Los Premios han distinguido a la música Clara Peya, voz transgresora capaz de hibridar la música de cámara, el jazz, el pop y la electrónica, fiel a su piano y comprometida con la libertad de expresión en escena.

En el apartado de la gastronomía, que se ha incorporado este año a los Premios, se ha reconocido la trayectoria de la chef Carme Ruscalleda, »verdadera embajadora de la cocina catalana en todo el mundo, capaz de combinar la vanguardia y la tradición culinaria de Cataluña, desde la reivindicación del producto arraigado al territorio». Ruscalleda ha dicho que «el mundo de la cocina es la postal amable que nos proyecta en el mundo y me satisface que se premie a la cocina, porque además de alimentarnos, hace un planteamiento artístico».