José Castro, exalcalde de Burguillos, junto a sus compañeras Mercedes Gómez y Carmen Sesmero
José Castro, exalcalde de Burguillos, junto a sus compañeras Mercedes Gómez y Carmen Sesmero - ABC

Dimiten los tres concejales del grupo Seguir Mejorando Burguillos

Fueron los más votados en las pasadas eleciones aunque no gobiernan por el pacto alcalzado entre PP y PSOE

ToledoActualizado:

Los tres concejales de Seguir Mejorando Burguillos, José Castro, Mercedes Gómez y Carmen Sesmero, han presentado su dimisión y han denunciado la «situación anómala» en la que se encuentra el consistorio desde que pactaron PP y PSOE, impidiendo que SMB, la fuerza más votada, gobernara esta legislatura. Seguir Mejorando Burguillos ha denunciado "la política de intereses personales de los perdedores».

Estas dimisiones, explican los tres concejales, «no suponen abandonar las responsabilidades consecuencia de su victoria electoral, sino buscar otras vías de organización y trabajo vecinal. «El grupo municipal no quieren dar legitimidad con su presencia a un chanchulleo de perdedores compuesto por un PSOE sin norte político y un PP situado desde hace tiempo en la extrema derecha», han manifestado los ediles que gobernaron Burguillos en la legislatura 2015-2019.

En su carta de dimisión, Seguir Mejorando Burguillos explica que como candidatura vecinal ajena a los partidos políticos y como candidatura ganadora en las elecciones municipales del 26 de mayo pasado, asume la obligación política y ética de denunciar la «adulteración de los resultados democráticos llevada a cabo por los partidos perdedores PSOE y Partido Popular mediante un pacto para alcanzar el gobierno municipal que el electorado les negó. En concreto al PSOE el electorado lleva negándole su confianza desde el año 1999 y al PP, después de tres mayorías absolutas el electorado le retiró su confianza y no ha vuelto a dársela».

«Aceptar la derrota electoral es una seña de identidad de la democracia. Solo cuando hay una situación de emergencia se justifica un acuerdo, como fue el caso del pacto del PSOE con IU en el año 2011 para impedir que un PP que había arruinado al municipio acumulando una deuda de más de cinco millones de euros a base de corrupción y mala gestión, siguiera gobernando», argumentan.

«Dos victorias electorales de una candidatura vecinal, primero como Ganemos Burguillos en 2015 y después como Seguir Mejorando Burguillos en 2019, parece que han sido demasiado indigestas para el bipartidismo en Burguillos», matizan.

Los tres concejales valoran como más adecuado «continuar trabajando fuera de una corporación viciada en origen por el interés personal de no aceptar su condición de derrotados. Trabajaremos para construir una nueva alternativa vecinal que retome el rumbo de la gestión municipal llevada a cabo por el gobierno de Ganemos Burguillos. Fiscalizaremos la gestión del pacto PP-PSOE y denunciaremos dicho pacto como antidemocrático y antinatural, y por ello como negativo para el municipio de Burguillos», concluyen.