Javi Mateo
Javi Mateo

Mateo anuncia que volverá y que Ganemos reconstruirá la izquierda

Hace balance y despide «orgulloso» la legislatura

ToledoActualizado:

Cinco días antes de empezar la nueva legislatura, el concejal en funciones de Servicios Sociales en el Ayuntamiento de Toledo, Javier Mateo, anunció este lunes su futura vuelta y que Ganemos Toledo se va a reinventar y reorganizar a la vuelta del verano porque quiere seguir siendo «el espacio en el que una buena parte de la gente que entiende la política de otra manera tenga un referente». «No vamos a desperdiciar toda la red que hemos tejido de colaboraciones con entidades y espacios de trabajo. Que nadie lo dude», dijo.

En rueda de prensa de balance y despedida, Mateo reconoció que «ahora toca tiempos de análisis y de reflexión» así como de «reconstrucción del espacio de la izquierda en la ciudad de Toledo». A su juicio, ese espacio de reconstrucción «pasa por contar de todos. No hemos cambiado de opinión».

Asimismo, recalcó que los cuatro concejales de Ganemos Toledo se marchan «tranquilos» del Ayuntamiento de Toledo porque, según indicó, han sido «motor de cambios» y han conseguido impulsar otra forma de gobernar. «No estaba en nuestra hoja de ruta que el viernes terminásemos nuestra carrera política dentro del Ayuntamiento. Nuestra hoja de ruta pretendía seguir otros cuatro años, pero las circunstancias han venido así», lamentó.

También aprovechó su comparecencia para agradecer a la alcaldesa de Toledo, Milagros Tolón, su «talante» porque «todo lo bueno que se ha conseguido en esta ciudad» se ha logrado «por muchos factores», pero destacó que uno de ellos ha sido que el PSOE y Ganemos Toledo han conseguido encontrar un espacio de entendimiento y de acuerdo entre unos y otros.

Sobre la coalición entre IUy Podemos, Mateo manifestó que «a nadie se le escapa que no ha dado los resultados que a todos nos hubiera gustado», y que una buena parte de esos números están «en la casilla» del PSOE. «Es gente que quiere votar opciones de izquierdas y progresistas y que no termina de encajar en los viejos partidos y necesitan una alternativa para votarla». A su entender, a toda esa gente hay que darles esa opción. «El formato y el cómo habrá que verlo y discutirlo», apuntó.

No obstante, Mateo negó que vaya a montar un partido en este momento. «Ahora no toca, ahora toca trabajar para convencer a la gente y hacerles entender que no nos viene bien que el PSOE tenga mayoría absoluta», manifestó.

El hubiera dimitido

Sobre los resultados electorales cosechados en Toledo, dijo que hay votantes que se ha quedado sin gente a quien votar porque hubo «unos señores que se metieron en un despacho en Ciudad Real y decidieron cuáles iban a ser las candidaturas de toda la región». «La gente ya no quiere eso», aseguró Mateo, quien manifestó que si él hubiera cosechado esos resultados hubiera dimitido porque su organización se lo hubiera exigido.

«No sé si debería hacerlo el candidato» -en referencia al candidato de Unidas Podemos-Izquierda Unida Toledo a la Alcaldía de Toledo, José María Fernández- porque «estaría feo ya que le toca trabajar cuatro años», pero en su opinión «alguien en las organizaciones que cerraron estos acuerdos tan maravillosos y que han dado tan malos resultados deberían tomar nota y marcharse a su casa o ir a aprender a algún lado».

Preguntado qué haría si Milagros Tolón le ofreciera algún cargo, Javier Mateo negó haber recibido ninguna oferta por parte de la alcaldesa de Toledo. «No he tenido ofertas ni tampoco las espero», manifestó Mateo.

Tras quedar a disposición del siguiente concejal de Servicios Sociales para ayudarle en lo que necesite, subrayó que el reto de la próxima legislatura es establecer una estrategia de políticas de inclusión social de las que el Ayuntamiento «carece».

De esta legislatura que termina, Mateo destacó el incremento del 50 por ciento del presupuesto de Servicios Sociales, el realojo del asentamiento chabolista del Cerro de los Palos, la recuperación de una escuela infantil en el Casco Histórico y haber convertido a Toledo en «Ciudad Amiga de la Infancia».

También subrayó la puesta en marcha de la Mesa para las Personas Refugiadas y del Centro de Mayores de Santa Bárbara, así como el protocolo para evitar el corte de agua a familias vulnerables y la paralización de desahucios.

La «espinita» que se le ha quedado clavada es que sigue habiendo amianto y que el Hospitalito del Rey continúa cerrado y, en este punto, ha lanzado un llamamiento al presidente regional en funciones, Emiliano García-Page, que seguirá siéndolo y en esta ocasión con mayoría absoluta, para que dé una solución definitiva a estos asuntos.

A su juicio, el reto para la próxima legislatura debe ser establecer una estrategia de políticas de inclusión social desde el ámbito municipal y pidió que no se dé «ni un paso atrás» en materia de presupuestos participativos, políticas de Juventud y Cooperación ni en el ahorro en la factura de la luz.

Valoró que el río Tajo sí haya estado «en el centro del debate municipal» en esta legislatura y que la alcaldesa, Milagros Tolón, se posicione en contra de los trasvases, que lamentó que sigan aprobándose.

«Nos vamos tranquilos, creemos que hemos sido motor de cambio y hemos impulsado otra forma de gobernar», manifestó Mateo, quien sin embargo reconoció que, en la hoja de ruta de Ganemos, no estaba acabar su carrera política el viernes 14 de junio.