Cavagna entra en la meta, situada junto al alcázar de Toledo
Cavagna entra en la meta, situada junto al alcázar de Toledo - H. Fraile

La Vuelta hace cumbre en la ciudad de Bahamontes

«La meta ha sido guapísima», dijo Óscar Pereiro, ganador del Tour 2006

Toledo Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Nacho y Diana recogieron esta tarde a sus hijos en Madrid cuando salieron del colegio y recorrieron en coche los 75 kilómetros que separan su casa de Toledo. Llegaron a tiempo para comer en la ciudad imperial antes de que ella, enfundada en una camiseta de la selección colombiana de fútbol como su hija, se pusiera en primera fila del final de etapa. Quería ver, y lo consiguió, a su compatriota Nairo Quintana a 300 metros de la meta.

Porque esta tarde la Vuelta Ciclista a España llegó a Toledo, donde el francés Remi Cavagna ganó la decimonovena etapa junto alcázar. Allí se congregaron cientos de aficionados y curiosos, provistos de chubasqueros y paraguas, que no tuvieron que usar porque no apareció la lluvia. «La meta ha sido guapísima», decía Óscar Pereiro, ganador del Tour de 2006. Lo vieron en directo por televisión y lo escucharon por la radio en 190 países.

Quien también se dejó ver, y mucho, fue Federico Martín Bahamontes, a quien homenajearon por el 60 aniversario de su victoria en el Tour de Francia. Y el ganador de la prueba se sabía bien la lección. «Me gusta recordar los triunfos históricos en el Tour de Francia y uno de ellos fue el de Bahamontes. Conozco todas sus hazañas y, además, el toledano ganó una etapa en el Puy de Dôme que tenia la meta a tres kilómetros de donde yo nací», contó Cavagna.

Aunque llegó solo a la meta, el francés estuvo acompañado en los últimos kilómetros por dos helicópteros «Tigre» de la base militar de Almagro (Ciudad Real). Y como la prueba terminó junto al Museo del Ejército, situado dentro del alcázar, entre las autoridades estuvo su director, el general de brigada Antonio Rajo Moreno.

En el parking de Azarquiel los niños y no tan niños encontraron regalos en el parque de ocio de la organización de La Vuelta. Y luego las tres mil personas del operativo han pernoctado en Toledo y en varios municipios cercanos para descansar antes de la penúltima etapa de la ronda.