Sufre un aborto y el 112 le dice: «Tire el feto a la basura o métalo en la nevera y mañana vaya al médico»

Las Palmas de Gran CanariaActualizado:

Las autoridades judiciales canarias han decidido este viernes no tomar medidas contra la mujer de 27 apos de la isla de La Palma que esta semana apareció con un niño recién nacido sin vida en sus brazos en una calle de Tenerife mientras esperaba un taxi.

La Policía intervino en este asunto alertada por el taxista, que telefoneó al 112 al ver la situación en la que se encontraba la mujer, que estaba acompañada en ese momento por un niño de cuatro.

La mujer no estaba en la calle abandonando a su recién nacido y menos pretendía tirarlo a la basura o meterlo en la nevera. Previamente, el Gobierno de Canarias recomendó: «Tirar a la basura o meter al niño en la nevera».

Eso fue lo que le ordenaría esta semana el médico del 112 de Canarias cuando la mujer, en medio del suceso del que estaba siendo víctima, llamó al Servicio de Urgencias Canario. Tuvo el aborto y recurrió a un taxi para irse a un centro sanitario con el niño muerto.

Las autoridades judiciales, al atender la versión de la madre, pudieron escuchar una grabación donde el médico del 112, por teléfono, le daba esa orden tirar a la basura o meter al niño en la nevera. Una vez escuchadas las instrucciones, las autoridades han arropado a la mujer. El que tiene problemas ahora es el operador clínico

El Gobierno de Canarias ha expedientado al operador médico y le ha apartado de sus obligaciones profesionales. La Consejería de Sanidad de Canarias ha incoado un expediente y remitido el caso a la Policía.

El Gobierno de Canarias ha expresado su condena y apunta que la actitud del médico fue inexplicable, «y no refleja en absoluto su vocación de servicio público, como se ha demostrado en los 24 años que lleva atendiendo las emergencias sanitarias de la población canaria». El médico podría perder su trabajo si se acredita legalmente mala praxis.

Por su parte, el juez de guardia en Puerto de la Cruz, la ciudad donde sucedieron los hechos, ha decidido no abrir ninguna diligencia penal contra la madre, porque se ha probado que el aborto fue espontáneo.

Al otro lado de la línea, conforme se escucha en la grabación, un técnico le dijo que, si ella no había sufrido una hemorragia que aconsejara su ingreso hospitalario, o «bien tiraba el cuerpo a la basura o bien lo envolvía en una manta y lo metía en la nevera y al día siguiente lo llevaba a un hospital».