Edificio Pignatelli, sede central del Gobierno aragonés
Edificio Pignatelli, sede central del Gobierno aragonés - Fabián Simón
Sociedad

El Gobierno aragonés fomenta la «fabla» entre sus funcionarios

Impulsa cursillos internos de formación, mientras avanza en la creación de la Academia Aragonesa de la Lengua

ZaragozaActualizado:

El Gobierno aragonés ha diseñado un plan de formación lingüística para ir extendiendo el conocimiento de la fabla entre sus funcionarios. El aragonés como lengua propia de esta Comunidad es el argumento central de una serie de cursos que ya ha empezado a desarrollar el Ejecutivo autónomo PSOE-Chunta bajo la supervisión de su Dirección General de Política Lingüística, controlada por los nacionalistas de Chunta.

Entre mayo y junio ya se llevó a cabo un curso de «Introducción al aragonés y su utilización en la Administración». Y, ahora, se ofertan 65 plazas para funcionarios autonómicos que deseen profundizar en un nuevo curso sobre la fabla, titulado «Cultura y lengua aragonesa». Va dirigido a empleados públicos de todas las escalas de la Administración regional. Será impartido en Zaragoza y las clases se retransmitirán por videoconferencia a las sedes del Gobierno aragonés de Huesca y de Teruel, a fin de que las clases puedan seguirse desde allí en directo.

Se han ofertado 25 plazas para este cursillo en Zaragoza, 20 en Huesca y otras tantas en Teruel. Constará de un total de 15 horas lectivas y las clases se impartirán entre el 4 de septiembre y el 2 de octubre.

El temario lo componen cuatro bloques: «El aragonés desde las glosas emilianenses hasta nuestros días», «La literatura en aragonés», «Proceso de Renaxedura del aragonés», «Panorama artístico en aragonés» y «Protección audiovosual en aragonés y presencia de la lengua en Internet».

El cursillo será coordinado por Franco Beltrán Audera, geólogo perteneciente al cuerpo de funcionarios del Gobierno aragonés y expresidente de la asociación Fablans de l'Aragonés.

Estos nuevos planes de formación lingüística entre los funcionarios del Gobierno aragonés se producen mientras el Ejecutivo autónomo PSOE-Chunta ultima una nueva Ley de Lenguas con la que prevé dar cobertura legal al catalán y a la fabla de forma oficial. Además, va a poner en marcha la Academia Aragonesa de la Lengua, con la que regulará tanto la fabla como el «catalán de Aragón».