El Rey, en Marruecos, invitado por Mohamed VI

Don Juan Carlos pasará cuatro días en visita privada

MADRID/RABAT Actualizado:

Su Majestad el Rey se encuentra en Marruecos en una visita privada de cuatro días de duración invitado por Mohamed VI, según ha informado el Palacio de La Zarzuela. El encuentro entre ambos Monarcas estaba pendiente desde el pasado mes de agosto, cuando Don Juan Carlos llamó por teléfono al Rey alahuí para poner fin a una serie de tensiones surgidas entre ambos países por cuestiones fronterizas, y los dos Reyes quedaron en mantener un encuentro personalmente al que no le pusieron fecha.

La visita de Don Juan Carlos, que viajó ayer a Marruecos, se produce una semana después del atentado terrorista que costó la vida a 16 personas en una cafetería de Marraquech muy frecuentada por turistas. El Rey, que ya manifestó su pésame a Mohamed VI mediante un telegrama y por teléfono, ha tenido la oportunidad ahora de expresarle sus condolencias personalmente.

Además, el viaje del Rey se produce en medio de las revueltas en el mundo árabe y después de que Marruecos haya anunciado reformas políticas para tratar de atender a las demandas de la sociedad.

El diario independiente editado en árabe “Al Ahdat al Magrebia” situa al Rey en una residencia real de Marraquech que ya ha acogido últimamente, entre otros, al presidente francés, Nicolas Sarkozy y su esposa, Carla Bruni. La Embajada en Rabat ha insistido en que el embajador de España no está acompañando al Rey durante su estancia en Marruecos. Alberto Navarro, según ha sabido ABC, salió de Rabat de vacaciones ayer miércoles aunque se encuentra en Marruecos.

Pese a que el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero ha tratado siempre de mantener una buena relación con Marruecos, no han faltado en estos últimos años los incidentes entre los dos países.

El encuentro entre Don Juan Carlos y Mohamed VI estaba pendiente desde que en agosto del año pasado, las autoridades de Rabat acusaran a la Policía española de tratar de manera vejatoria a ciudadanos marroquíes en los pasos fronterizos de Melilla. Marruecos llegó incluso a convocar al embajador español para expresar su protesta.

Posteriormente, en el mes de noviembre las tensiones entre los dos países se reavivaron, después del desmantelamiento por Marruecos de un campamento saharaui. Las críticas formuladas por España no fueron bien acogidas por Marruecos, que amenazó con reexaminar las relaciones e impidió a los periodistas españoles entrar en territorio marroquí para informar de lo sucedido, acusándoles de no ser objetivos.

La última vez que Don Juan Carlos visitó Marraquech fue en enero de 2005 durante un viaje oficial en el que estuvo acompañado por Doña Sofía. Los Reyes visitaron además Rabat y Tánger.