Don Felipe recibe el saludo del alcalde de Palma, José Hila
Don Felipe recibe el saludo del alcalde de Palma, José Hila - EFE

Vuelven las corbatas y desaparecen las deportivas

La formalidad regresa a las audiencias del Rey a las autoridades baleares, que ahora son todas del PSOE

Palma de Mallorca Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

El relevo de tres de las cuatro principales autoridades de Baleares -ahora todas son del PSOE- ha dado un nuevo aire a las audiencias del Rey en Mallorca. Esta vez no se vieron coletas podemitas ni zapatillas de deporte en el Palacio de La Almudaina, sino que imperó el estilo vintage del bipartidismo, caracterizado por las corbatas y los atuendos formales. El cambio no solo fue de formas, también de fondo. El Rey recibió a la presidenta del Gobierno Balear, Francina Armengol; el presidente del Parlamento Balear, Vicenç Thomas; el alcalde de Palma, José Hila, y la presidenta del Consell de Mallorca, Catalina Cladera.

A la salida, todos ellos comentaron lo que habían trasladado al Rey, pero ninguno quiso desvelar lo que Don Felipe les había dicho ni juzgar las palabras que el Monarca pronunció la víspera. Así evitaron cometer el error del anterior presidente del Parlamento balear, Baltasar Picornell, que el año pasado desató la confusión al atribuir unas declaraciones al Rey que después rectificó con el argumento de que no entendía bien el castellano.

«Yo no valoro las opiniones del Rey», pero «sí tengo mi opinión», afirmó Armengol, y contó que ella había trasladado a Don Felipe la necesidad de que España tuviera un Gobierno «estable» y, para ello, debía hablarse más «de la legislatura que de la investidura». «Es muy necesario que haya muy rápido un gobierno en España por muchísimas cuestiones prioritarias para los ciudadanos de Baleares, que tienen que ver con el sistema de financiación autonómica, con el presupuesto».

En opinión de Armengol, que gobierna en Baleares con Podemos y MÈS, «es importante que Pedro Sánchez sea presidente lo más rápido posible». «Vivimos un momento extraordinario de crecimiento económico pero es necesario que haya reformas para aprovechar mejor ese crecimiento y redistribuir la riqueza entre todos», sostuvo. En cuanto a la posibilidad de que Sánchez formara un gobierno de coalición con Podemos, como hace ella en Baleares, sentenció: «Cada territorio es diferente».

Tanto Armengol como el alcalde de Palma se desentendieron del referéndum vinculante que pide MÈS sobre Monarquía o República. «Ese no es el tema que a mí me preocupa. Me preocupan los ciudadanos y sus problemas», dijo la presidenta balear. Y el alcalde de Palma agregó: «Los Reyes son bienvenidos a Palma. Para nosotros, es una tradición que vengan a vernos. Nos suma como ciudad, nos da imagen y es bueno. Por lo tanto, como alcalde, apoyo su visita».