Puigdemont, indignado con la fiesta de Coripe en la que fusilan a un muñeco que le representa

Más allá del dudoso gusto de la fiesta de Coripe Puigdemont considera que "lo que pasó ayer en...

Actualizado:

Más allá del dudoso gusto de la fiesta de Coripe Puigdemont considera que "lo que pasó ayer en este municipio no iba contra la persona sino con lo que representamos, el lazo amarillo, la bandera, la libertad..." Aunque ese mismo Puigdemont que se muestra indignado, tiempo atrás decía esto: "No tiene que pasar nada porque alguien queme una fotografía o una bandera, la que sea". Se refería a escenas en las que la imagen del rey Felipe se ha quemado en público pero es ahora cuando los independentistas arden con esta afrenta. El PSC ya ha sufrido consecuencias en su sede de Barcelona. Ha amanecido con pintadas en alusión al muñeco de Coripe.