Adriana Lastra e Irene Montero - JAIME GARCÍA / Sánchez amenaza con elecciones si no cuenta con apoyos

PSOE y Podemos se emplazan a una nueva reunión sin rebajar sus exigencias

Lastra avanza que llamará a Montero para retomar los contactos e intentar desbloquear la investidura de Sánchez

MadridActualizado:

La vicesecretaria general del PSOE y portavoz parlamentaria, Adriana Lastra, avanzó este miércoles que llamará a Irene Montero, portavoz de Unidas Podemos, para retomar los contactos con vistas a la investidura de Pedro Sánchez como presidente del Gobierno.

En declaraciones a la Ser recogidas por Servimedia, Lastra tomó la palabra de Montero y aseguró que «esta misma tarde» se podrían sentar para «hablar» de un acuerdo programático, parlamentario e institucional, «que es a lo que se han negado».

«Bienvenida sea la rectificación, si lo es, y esta misma tarde yo también estoy dispuesta a sentarme», dijo Lastra aceptando el ofrecimiento de diálogo que minutos antes había lanzado la portavoz de Unidas Podemos en la misma emisora.

Montero ha mostrado la disposición de los dirigentes de la formación morada para negociar desde esta misma tarde con el candidato a la investidura un gobierno de coalición, tras fracasar ayer la quinta reunión con el líder de Podemos, Pablo Iglesias.

«Después de la tormenta viene la calma», ha afirmado la diputada, que está convencida de que se retomarán las conversaciones para que salga adelante la investidura de Sánchez en cuanto compruebe que no va a obtener el apoyo ni del PP ni de Ciudadanos.

Montero cree que Sánchez «terminará entendiendo» que no tener mayoría absoluta le obliga a negociar los equipos de su Gobierno y «más tarde o más temprano va a haber un gobierno de coalición».

Respecto a las acusaciones que PSOE y Podemos se cruzaron ayer, Montero ha negado este miércoles que Iglesias exigiera una vicepresidencia en un Ejecutivo de coalición, como informó ayer el PSOE, ya que todavía no han llegado a la fase de poder debatir sobre equipos.

«Ojalá estuviéramos en la fase final, en la que se habla de equipos», ha asegurado Montero en la Ser, según recoge Ep. A su juicio, hablar de equipos significaría que ya se ha avanzado en el «para qué» y los objetivos del gobierno, pero achaca la falta de progreso a la posición «inamovible» de los socialistas que está en la «amenaza» y el «chantaje».

En el encuentro de ayer, ha dicho la dirigente de Podemos, Sánchez confirmó que sigue en su «posición inamovible» de querer un gobierno monocolor. «Entendemos que es la aspiración de todo partido, pero la ciudadanía no ha votado eso… No hay mayorías absolutas y tiene que negociar con otros», ha asegurado.

Ante la pregunta de si el candidato socialista pidió a Unidas Podemos la abstención, ha respondido: «Nos están planteando cualquier opción que permita no negociar». Pero ha augurado que la estrategia de ir a la investidura presionando y sin pactar las posiciones de voto previamente va a resultar «una estrategia fallida».