El presidente del PP, Pablo Casado - JAIME GARCÍA / Vídeo: El PP pide la «dimisión inmediata» de la Ministra Delgado

Casado pide cambiar el sistema de elección del CGPJ y volver al método original

El PSOE y sus socios fuerzan al Congreso a celebrar una votación fallida para el CGPJ. Los socialistas se niegan a retirar la elección de los vocales del orden del día del Pleno del jueves. La renovación no saldrá adelante ante la marcha atrás del PP

MadridActualizado:

«Por dignidad». Así ha explicado esta mañana el presidente del PP, Pablo Casado, la ruptura del acuerdo alcanzado para la renovación del Consejo General del Poder Judicial con PSOE y Podemos. Según el líder de los populares, en su decisión no hay más razones que la protección del respeto a los jueces y el fortalecimientode las instituciones. Y por los mismos argumentos ha defendido ante su grupo parlamentario la modificación del sistema de elección de los vocales del Poder Judicial y regresar al método original modificado en 1985.

Casado se refiere al sistema de 1980 con el que se procedía a unas elecciones abiertas entre todos los jueces –se podía presentar cualquiera juez en igualdad de condiciones y había urnas en los órganos judiciales– para elegir a los 12 candidatos de los 20 del CGPJ. En aquel entonces, el Congreso y el Senado no podían participar. Frente a este modelo, ahora no existe un sistema electoral, sino una preselección con las propuestas de las asociaciones y también con no asociados que consiguen los avales suficientes para concurrir. Y una vez presentada esta lista de precandidatos las cámaras votan a aquellos que les parecen más óptimos, por lo que los partidos políticos tienen la última palabra sobre los nombramientos.

«Cualquier otra explicación que se haya publicado o que se haya trasmitido por móvil o que se haya podido interpretar no es la verdad ni es la razón que la dirección nacional ha tenido», ha subrayado Casado. El líder del PP deja así en la cuerda floja al portavoz del partido en el Senado, Ignacio Cosidó, después de que éste enviara a sus compañeros de grupo un mensaje cuestionando la independencia del magistrado Manuel Marchena, candidato pactado entre PP y PSOE como nuevo presidente de Consejo General del Poder Judicial. Ha sido ese mensaje el que, precisamente, ha provocado la retirada de Marchena y en último término la ruptura del acuerdo.

Pero pese a que la renovación no saldrá adelante, los socialistas y sus socios han decidido forzar una votación fallida para los diez candidatos a vocales del Consejo General del Poder Judicial en el Pleno de este jueves. Sin los votos de los populares, el Congreso no puede aprobar ningún nombramiento para el CGPJ y por ello el partido mayoritario solicitó esta mañana la retirada del debate del punto del orden del día del Pleno.

Orden del día

Pero la decisión requería la unanimidad de todos los grupos parlamentarios en la Junta de Portavoces. Ciudadanos se abstuvo y los socialistas, en un primer momento, apoyaron al PP y abogaron por retirar el debate. Sin embargo, Podemos y ERC defendieron que la votación debía de llevarse a cabo para retratar al PP y acusarle de bloquear y frustrar el acuerdo. El PSOE acabó cediendo al argumentación de sus socios.

Sin unanimidad, el orden del día se mantiene sin cambios y el Pleno del volverá a convertirse en una nueva sesión de espectáculo político. Lo reconoció a primera hora de la mañana la vicepresidenta cuarta de la Cámara Baja, Gloria Elizo, -nombrada por Podemos- pidiendo que el debate no llegara a celebrarse.

«Podemos asistir a una votación tan fallida y tan alucinante como pasó con el consejo de RTVE. Esperemos que por seriedad, compromiso, respeto institucional y legitimación democrática si hay cualquier variación en lo que parecía que hasta ahora iba a ocurrir sean tan sensatos (PP y PSOE) como para cancelar la votación», reclamó tras reunirse la Mesa del Congreso. «Por el bien de la salud democrática de este país, deberían valorar seriamente suspender la votación del jueves si hay algún cambio importante. No creo que haga bien para nadie una votación fallida el jueves», advirtió.

La presidenta del Congreso, Ana Pastor, quiere limitar al máximo el teatro está trasladando a los grupos su deseo de que los dos candidatos a vocales que quedaban por comparecer, José Miguel Castillo Calvín y Blas Jesús Imbroda Ortiz, comuniquen al Congreso su deseo de no acudir mañana por la tarde ante la Comisión de Nombamientos de Congreso. Pastor no puede retirar la invitación ya cursada para que acudan, pero su comparecencia en este órgano no tiene sentido una vez frustrado el acuerdo.

En este contexto, la portavoz del PSOE en el Congreso, Adriana Lastra, ha acusado al PP de bloquear la renovación del CGPJ. «Esos nombres nos valían hace 72 horas, y los seguimos apoyando a día de hoy y de mañana. No hemos sido nosotros quienes hemos cambiado», ha cargado contra los populares.

La portavoz parlamentaria de Podemos también ha defendido la necesidad de que se mantenga la votación del jueves, pese a conocer que será una negociación fallida. Según expresó Belarra, es necesario que ese debate se mantenta para que el PP y PSOE «no pasen de puntillas sobre el desprestigio al CGPJ y la crisis del señor Cosidó».

Belarra, además, apuntó a que esta situación debe abrir paso a la reflexión sobre el sistema de elección del Consejo. «Ya no vale que el bipartidismo pacte a las espaldas un acuerdo sobre el CGPJ», ha insistido Belarra, que apuesta por renovar el sistema para que la selección sea independiente a los partidos.