Venezolanos abarrotan la madrileña Puerta del Sol clamando por el fin de Nicolás Maduro
Venezolanos abarrotan la madrileña Puerta del Sol clamando por el fin de Nicolás Maduro - Guillermo Navarro

El PP exige en el Congreso que el Gobierno reconozca a Guaidó como presidente legítimo de Venezuela

Reclama que España lidere en la Unión Europea el apoyo a los venezolanos en un proceso de «transición democrática»

MadridActualizado:

La situación política en Venezuela acapara esta mañana el foco mediático internacional después de que ayer por la tarde el presidente de la Asamblea Nacional venezolana, Juan Guaidó, se autoproclamase presidente legítimo de la República para tratar de poner fin al régimen de Nicolás Maduro.

La crítica situación en el país sudamericano, en el que escasean los medicamentos y comienza a propagarse el hambre ante la falta de alimentos básicos y la continua hiperinflación, provocó una inmediata reacción internacional al movimiento de Guaidó. El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, lo reconoció como líder legítimo de Venezuela en esta etapa de «transición a la democracia», así como hicieron el secretario general de la OEA, Luis Almagro, y la mayoría de gobiernos de la región —Canadá, Colombia, Brasil, Perú, Ecuador, Argentina, Paraguay y Costa Rica—.

En España, el PP y Ciudadanos reclamaron prácticamente de forma inmediata que el Gobierno se una a estos países y lidere en la Unión Europea el apoyo a Guaidó como jefe del Ejecutivo provisional hasta la celebración de unas elecciones libres y democráticas, mientras que el secretario general de Podemos, Pablo Igleisas, denunció el «golpe de Estado» perpetrado por el presidente de la Asamblea venezolana.

Ahora, el PP va un paso más allá y ha registrado una proposición no de ley —iniciativa no vinculante que constituye una declaración de intenciones al Ejecutivo— para que el Congreso inste a Pedro Sánchez a reconocer a Guaidó como presidente de Venezuela, liderar en la UE una respuesta conjunta y defender a «miles de venezolanos» en un proceso de «transición democrática».

Sánchez guarda silencio

Hasta el momento, el Gobierno español ha permanecido en silencio, aunque, según fuentes de la Moncloa, Pedro Sánchez se ha reunido con sus homólogos de Colombia, Ecuador y Costa Rica para analizar los últimos acontecimientos sucedidos en Venezuela, informa Víctor Ruiz de Almirón.

El PP recuerda en su iniciativa cómo Nicolás Maduro fue reelegido para un segundo mandato tras la celebración de unas elecciones bajo sospecha el pasado 20 de mayo de 2018. A estos comicios no se presentó la oposición después de varios movimientos antidemocráticos de Maduro para asegurar su mantenimiento en el poder y, de hecho, por primera vez el presidente electo no fue investido en la Asamblea Nacional, tal y como recoge que debe hacerse la Constitución venezolana.

«El dictador Maduro ha usurpado el poder a costa de la miseria y la represión brutal a los venezolanos y debe abandonar de inmediato el Gobierno», recoge el escrito popular, en el que se subraya que las fuerzas militares del régimen mataron ayer hasta a dieciséis manifestantes para sofocar las protestas que se suceden contra Maduro a lo largo y ancho del país.

La alta representante de la UE, Federica Mogherini, dio un primer paso ayer y reivindicó la Asamblea Nacional como «institución elegida democráticamente», no obstante, ni reconoció a Guaidó como presidente interino ni pidió la salida de Maduro del poder. Por ello, el PP considera fundamental que el Congreso reclame a Sánchez que «rompa su silencio» y se ponga a la cabeza de la UE para poner fin a la «dictadura chavista».