Sáenz de Santamaría, Feijóo y Cospedal, favoritos en la carrera por la sucesión de Rajoy
Sáenz de Santamaría, Feijóo y Cospedal, favoritos en la carrera por la sucesión de Rajoy - ABC

El PP se debate entre el combate interno y un candidato de consenso

Llegó la hora de la verdad para los aspirantes a suceder a Mariano Rajoy

MadridActualizado:

El tiempo de Mariano Rajoy forma ya parte del pasado en el PP, y el partido afronta huérfano, sin un líder que lo guíe, el proceso de renovación interna y de sucesión de su presidente nacional. Llegó la hora de mojarse para todos los populares, y los primeros tendrán que ser los «favoritos» para ocupar ese vacío de liderazgo que se ha creado en el partido. Desde hoy, lunes, y hasta el miércoles a las dos de la tarde, Alberto Núñez Feijóo, Soraya Sáenz de Santamaría y María Dolores de Cospedal tendrán que descubrir sus cartas y explicar si están dispuestos a combatir entre ellos por la presidencia del partido, o bien optan por defender una gran candidatura de consenso.

Feijóo y Santamaría, los mejor situados según la encuesta que publicó ABC, mantienen su silencio sin desvelar siquiera el momento en que anunciarán su decisión. Cospedal aprovechará la Junta Directiva regional del PP de Castilla-La Mancha, que se reúne mañana martes en Toledo, para explicar ante los suyos qué pasos está dispuesta a dar.

Tomar partido

Cargos del PP, dirigentes territoriales y la mayoría del Grupo Popular han defendido un candidato de peso que sea de consenso, y que evite a toda costa una lucha interna fratricida. Temen lo peor, que el combate de candidatos abra una grieta en el partido en un momento decisivo. Un cuerpo a cuerpo entre Sáenz de Santamaría y Cospedal podría dejar al partido totalmente dividido y herido, y el Grupo parlamentario Popular, que debe abanderar ahora la oposición al Gobierno de Sánchez, sufriría las consecuencias. «Que no nos hagan tomar partido, es necesaria una candidatura de unidad y consenso», clama un dirigente parlamentario del PP.

La realidad es que Mariano Rajoy, que sigue siendo presidente del PP hasta que se celebre el congreso extraordinario, los días 20 y 21 de julio, ha pedido a los suyos que «salgan» unidos del congreso. «Gane quien gane debe contar con sus rivales», advirtió en la última Junta Directiva Nacional. Rajoy no quiere interferir ni mucho menos señalar a nadie con el dedo, pero sí pretende actuar como moderador de un proceso que ve «delicado». Y él no ha puesto ningún reparo a que se produzca una competición abierta entre distintos candidatos. Todo lo contrario, ha reconocido que será inevitable hablar de personas. Lo único que ha pedido con insistencia, porque al PP le va su futuro en ello, es que al final, pase lo que pase, todos apoyen al ganador y no se resiente el bien más preciado de los populares: su unidad.

Los tres favoritos han estado midiendo sus fuerzas y calibrando sus posibilidades, y las de sus rivales, desde que Rajoy anunció su adiós, en el Comité Ejecutivo Nacional, el pasado 5 de junio. Junto a ellos, el exministro Íñigo de la Serna ha intentado mantenerse en un segundo plano, pero cuando se le ha preguntado por una posible candidatura encabezada por él, se ha limitado a no contestar, sin desmentirlo ni descartarlo. El PP tiene más banquillo de peso, donde estarían dirigentes como la presidenta del Congreso, Ana Pastor, a disposición del partido para dar un paso adelante si la situación se complica.

Ayer, el portavoz parlamentario del PP gallego, Pedro Puy, pudo dar una pista al admitir que existe «una demanda importante de diferentes miembros del Partido Popular» que quieren que sea Feijóo quien «encabece la renovación» del partido.

Opciones alternativas

Al mismo tiempo, el silencio de los pesos pesados, que han querido esperar hasta que se abriera el plazo oficial de las candidaturas, ha dado aire a otros aspirantes, que han logrado así cierto protagonismo. El exministro Margallo fue el primero en confirmar su intención de presentarse, si Sáenz de Santamaría estaba enfrente. El portavoz de Exteriores, José Ramón García Hernández, anunció su candidatura el sábado. Y ayer mismo, el expresidente de Nuevas Generaciones del PP valenciano José Luis Bayo aseguró que ya tenía reunidos los más de cien avales exigidos.