Del equipo fundador de Podemos, solo Iglesias sigue en la dirección del partido - ABC / Vídeo: Errejón concurrirá con la plataforma de Carmena a las elecciones

El portazo de Errejón acentúa la soledad de Iglesias

El ex número dos de Podemos se aparta de la formación morada y anuncia que se presentará a las elecciones autonómicas bajo las siglas de Más Madrid, la plataforma de Manuela Carmena

MadridActualizado:

Son las leyes de la física, lo que rápido sube, rápido baja. Y la marca Podemos se desinfla. De puertas para adentro, las últimas primarias revelan el desplome de la actividad interna de la formación morada. Pero en clave externa la situación no mejora. Íñigo Errejón, su candidato estrella para la Comunidad de Madrid, ha apartado de un plumazo al partido en un momento en que los datos demoscópicos son demoledores. No están en su mejor momento y este desplante acentúa la caída.

La última encuesta de GAD3 para ABC aseguró que si las elecciones generales se celebrasen hoy mismo Unidos Podemos solo lograría 38 escaños. Esto significa dos cosas: la primera, que sacarían 33 diputados menos de los que obtuvo el 26-J de 2016; la segunda, que la confluencia Izquierda Unida y Podemos no ha funcionado.

De hecho, el barómetro del CIS de diciembre reveló que Podemos y sus confluencias bajarón un 3,1 puntos en tan solo un mes, del 18% al 14%. Amén de que el secretario general, Pablo Iglesias, y el coordinador estatal de Izquierda Unida, Alberto Garzón, son los líderes peor valorados por los españoles: un 2,9 y un 3,3 respectivamente, según el CIS.

Pese a ello, Iglesias salió revalidado de las primarias internas hace un mes. Un proceso interno que solo movilizó al 12% de su censo, es decir, casi cuatro puntos porcentuales menos que en la consulta de 2015 –al comparar el número de inscritos actual con el de entonces–. El descontento es palpable, y más si se suma que no se presentaron rivales potenciales que pudieran competir contra él para que el desarrollo fuese más plural.

Pero lo cierto es que no hay adversarios. Los que discrepan con la dirección nacional y el núcleo duro de Podemos se han ido desvaneciendo. De aquella famosa fotografía del Congreso que vio nacer a la formación y donde se abrazaban Iglesias, Luis Alegre, Íñigo Errejón, Juan Carlos Monedero y Carolina Bescansa ya solo queda el secretario general.

La última bala de Errejón

Crítico con el sector oficialista, Íñigo Errejón ha sido el último en abandonar el barco de Podemos. Este jueves, aprovechando el quinto aniversario de la formación, el candidato autonómico ha decidido que el partido del que es fundador ya no le representa. Errejón se presentará a los comicios autonómicos de mayo arropado por Más Madrid, la plataforma de Manuela Carmena, según ha anunciado la regidora mediante sus redes sociales.

Era de esperar ya que desde hace un tiempo el exprofesor coqueteaba con acercarse a Carmena y se distanciaba poco a poco de Iglesias. Sin embargo, desde Podemos insisten en que el desplante les ha pillado por «sorpresa». El partido tenía planeada una reunión este sábado con las cabezas de lista autonómicas para marcar las líneas generales de lo que será la campaña para las elecciones de mayo. Pero no tenían planeado el portazo de su baza para la Comunidad de Madrid.

Así las cosas, concurrir con la plataforma de Carmena será el laboratorio perfecto para Errejón. Si logra afianzar su proyecto autonómico podría en un futuro proyectarlo en clave nacional. Por tanto, este movimiento supone la última bala de Errejón para conseguir el modelo de partido que planteaba cuando perdió el duelo contra Iglesias en Vistalegre II y liderar la idea de formación que no le permitieron.