Este mural apareció en 2013. Pero hace solo unos días apareció la escalinata del instituto pintada como una gran bandera de España
Este mural apareció en 2013. Pero hace solo unos días apareció la escalinata del instituto pintada como una gran bandera de España

Las pintadas de la discordia en un instituto mallorquín

El alcalde del municipio isleño de Santa Margalida propone que se borren todos los dibujos que en estos últimos años han aparecido en el centro escolar de la localidad

Palma de MallorcaActualizado:

El alcalde del municipio mallorquín de Santa Margalida, el centrista Joan Monjo, ha convocado para el próximo viernes una Junta de Portavoces para debatir, entre otros asuntos, acerca de si la corporación debe borrar o no la bandera de España que el pasado fin de semana fue pintada en la escalinata de acceso al Instituto de Educación Secundaria (IES) Santa Margalida. Hasta ahora se desconoce quién o quiénes dibujaron la enseña nacional en las escaleras del centro y con qué objetivo.

En declaraciones a ABC, Monjo ha señalado este miércoles que considera que el consistorio debería borrar la bandera de la escalinata, al igual que debería de hacer también con el resto de pintadas que en estos últimos años han aparecido en este centro público y que aún no han sido borradas. El alcalde ha puesto como ejemplo, en ese sentido, un mural con el lema «Que no et tallin... la llengua!» («¡Que no te corten... la lengua!»), acompañado de dos lazos reivindicativos cuatribarrados en favor de la enseñanza en catalán y de un dibujo que muestra que alguien quiere cortar la lengua a otra persona con unas tijeras. Dicho mural fue colocado en el IES Santa Margalida en el pasado mandato, en protesta por el decreto en favor del trilingüismo y contra la inmersión en catalán aprobado por el Ejecutivo que entonces presidía el popular José Ramón Bauzá.

«Creo que deben tranquilizarse las cosas, en los dos sentidos», ha explicado hoy el alcalde, para añadir: «En el instituto no tendría que haber ninguna pintada, pues cualquier centro escolar debería ser un espacio sólo para educar y aprender». Monjo milita en Convergència per Santa Margalida, Can Picafort i Son Serra, formación federada con el partido nacionalista de centro Proposta per les Illes (PI). En virtud del acuerdo de gobernabilidad suscrito a mediados de 2015 con el PP de Santa Margalida, Monjo pasó a ser el nuevo alcalde del municipio en noviembre del pasado año, en sustitución del popular Martí Torres. En la oposición se encuentran en este mandato los partidos Suma pel Canvi —coalición que agrupa a la izquierda— y Can Picafort Unit.

El alcalde se reunió ya ayer martes con el director del mencionado instituto, Joan Miquel Font, quien en relación a la bandera pintada en las escaleras indicó que «actos como éste no ayudan a construir nada positivo». Font confirmó, además, que se había puesto ya en contacto con la Consejería de Educación del Gobierno balear para informarle de lo ocurrido. Cabe recordar que en la presente legislatura gobierna en la Comunidad la socialista Francina Armengol, que cuenta con el apoyo directo del PSOE y de MÉS por Mallorca, así como con el aval externo de Podemos y de MÉS por Menorca.

El IES Santa Margalida es uno de los centros de Baleares que se han visto afectados en estos últimos cursos por la polémica en torno al presunto adoctrinamiento que se estaría dando en determinados colegios e institutos del Archipiélago por parte de docentes próximos al nacionalismo o al independentismo. Cabe recordar, en ese contexto, que en marzo de este año el rapero mallorquín Valtonyc, condenado a tres años y medio de cárcel por el contenido de varias composiciones suyas, dio una charla en dicho centro. Esa circunstancia fue denunciada en su momento por la Fundación Nacional Círculo Balear (FNCB) y por el Foro de la Familia de Baleares (FFB), entidades que pidieron la intervención de la Fiscalía de Menores y de la Oficina de Defensa de los Derechos del Menor.

Un mes antes de dicha charla, la Audiencia Nacional había condenado a Valtonyc a tres años y seis meses de prisión como autor de tres delitos, en concreto, enaltecimiento del terrorismo y sus autores y humillación a sus víctimas, calumnias e injurias graves a la Corona y amenazas. La pena por el primer delito fue de dos años de cárcel, la del segundo ascendió a un año y la del tercero fue de seis meses. Además, la sentencia obligaba a Valtonyc a indemnizar con 3.000 euros al presidente de la FNCB, Jorge Campos, a quien el rapero mallorquín había amenazado en una de sus composiciones, «Circo balear».

El director del IES Santa Margalida desvinculó ayer la polémica que suscitó la citada charla de Valtonyc de la pintada con la enseña nacional descubierta el lunes en la escalinata del centro. «Lo que ha ocurrido ahora es un problema de tipo social», afirmó Font, quien recalcó que el nuevo curso había empezado bien, «sin ningún tipo de problema». En ese sentido, lamentó que el centro que dirige «tenga que salir en los medios por este tipo de noticias».

Por su parte, el presidente de la FNCB escribió ayer en su cuenta oficial de Twitter un comentario específico sobre el dibujo de la bandera de España en la escalinata de este instituto. Para Campos, se trataría de «una respuesta artística y de buen gusto al adoctrinamiento catalanista que se sufre en el IES Santa Margalida». Por contra, el medio independentista «Diari Balears» publicó que el citado instituto padeció «un acto vandálico españolista».