El portavoz de Compromís, Joan Baldoví, en mayo, en el Congreso de los diputados
El portavoz de Compromís, Joan Baldoví, en mayo, en el Congreso de los diputados - EFE

El Partido Popular y PSOE se niegan a la eliminación de las diputaciones provinciales

Compromís considera que las instituciones son «un pesado entramado institucional totalmente prescindible»

MadridActualizado:

El PSOE y el Partido Popular se niegan a abrir la puerta a la eliminación de la diputaciones provinciales. Las dos formaciones se pusieron ayer de acuerdo, durante la Comisión de Política Territorial en el Congreso, y votaron en contra de una propuesta de Compromís que planteaba modificar la legislación para que las Comunidades Autónomas pudieran decidir si querían o no suprimir dichas instituciones.

«Las diputaciones provinciales son un pesado entramado institucional totalmente prescindible», expresó el portavoz de Compromís, Joan Baldoví, que considera que no tienen encaje en un Estado descentralizado como es España y ante la existencia de las Comunidades Autónomas.

De hecho, el texto de su proposición no de ley explica: «Las Diputaciones Provinciales surgieron en el siglo XIX en el marco de un Estado centralizado, de un sistema institucional sin garantías democráticas, y lejos de cualquier reconocimiento de la pluralidad y diversidad de las distintas nacionalidades y regiones».

En este contexto, Baldoví defendió la reforma de la Ley de Bases del Régimen Local que plantea su partido apelando a las «profundas demandas de regeneración democrática» que exige la ciudadanía e insistió durante su turno de réplica que la modificación de la ley no busca suprimir las diputaciones, sino dar la posibilidad de elegir si se quiere hacer o no.

«Un papel esencial»

La portavoz en la reunión del PSOE, Susana Sumelzo, le recordó a Baldoví que para eliminar las diputaciones es necesaria una reforma de la Constitución, y no una mera modificación legislativa, para la que actualmente no existe consenso. Sumelzo, además, insistió en el «papel esencial» que tienen estos órganos del Gobierno en los pueblos y pequeños municipios, donde mantienen equilibrio y proporcionan los recursos y la prestación de servicios que los consistorios locales no pueden ofrecer.

La PNL de Compromís quería instar al Gobierno a «promover la agrupación de entidades locales, como las Mancomunidades, y garantizar una financiación adecuada que fortalezca la autonomía local». La socialista, no obstante, apuntó que la eliminación de las diputaciones no supondría ningún ahorro al Estado ya que las funciones que dejen de hacer tendrían que ser asumidas por otro órgano.

En representación del Grupo Parlamentario Popular, el diputado José María Barrios apuntaló las palabras de Sumelzo y reivindicó la necesidad las diputaciones. Barrios señaló ayer que gracias a las diputaciones provinciales hay 15 millones de españoles que pueden vivir en las zonas rurales de España, por lo que reprochó a Compromís su «desconocimiento».