El expresidente del Gobierno, José María Aznar, junto al actual jefe del Ejecutivo, Mariano Rajoy
El expresidente del Gobierno, José María Aznar, junto al actual jefe del Ejecutivo, Mariano Rajoy - ÓSCAR DEL POZO

Los otros desplantes de Aznar a Rajoy

No es la primera vez que el expresidente del Gobierno lanza mensajes al actual jefe del Ejecutivo

MadridActualizado:

Enero 2014:

La convención nacional que los populares celebraron en Valladolid no contó con la presencia de Aznar, que sí había asistido a las celebradas en 2011 en Málaga y Sevilla, así como al congreso que tuvo lugar en 2012.

Este plantón se enmarcó en un momento en el que se había dado la renuncia de Mayor Oreja a encabezar la lista del PP a las elecciones europeas por «discrepancias» con la política antiterrorista que llevaba a cabo el Ejecutivo. Además, también coincidió con la decisión de Alejo Vidal-Quadras de abandonar el partido para integrarse en Vox.

Septiembre 2015:

Tras conocer los resultados de las elecciones catalanas, Aznar los calificó como «el peor escenario posible para el PP», y advirtió a los populares que los cinco avisos que ya les habían dado los electores no se podían desoír.

Para ello, el expresidente del Gobierno propuso «un proceso muy profundo de reflexión para extraer todas las consecuencias y ponerse a ello».

Junio 2015:

En una entrevista que el presidente de la Fundación FAES concedió a ABC, declaró que ni siquiera su voto era «cautivo», por lo que había que escuchar al electorado y cumplir con los compromisos. Del mismo modo, aprovechó para apostar por la renovación interna dentro del PP para recuperar al electorado que habían perdido.

Diciembre 2015:

Aunque no solía acudir a estas reuniones, tras conocer los malos resultados que los populares obtuvieron en las elecciones generales del 20-D, Aznar asistió al comité ejecutivo nacional del PP, en el que pidió a Mariano Rajoy la celebración de un congreso «abierto», al que él —avisó— no pensaba presentarse.

En esta ocasión, el presidente de FAES volvió a pedir una reflexión «profunda» sobre la evolución del partido en los últimos años.