Un helicóptero de Salvamento Marítimo durante un operativo de búsqueda en 2014
Un helicóptero de Salvamento Marítimo durante un operativo de búsqueda en 2014 - EFE

El nuevo robot salvavidas de Salvamento Marítimo

Están probando un sistema pionero para localizar inmigrantes naufragados en el Mediterráneo

MadridActualizado:

En lo que va de 2017, Salvamento Marítimo ha rescatado 302 pateras con 5.786 personas, según arrojan las cifras de los primeros seis meses del año. Esto supone un aumento significativo con respecto a 2016, aunque lo más alarmante es que, hasta junio, según los datos que maneja Salvamento Marítimo, murieron 19 inmigrantes en el mar y otros 22 se encuentran desaparecidos. A ello habría que sumar otros 49 desaparecidos a principios de julio. El drama de la inmigración por mar no cesa y, por ello, desde España ya planean cómo intentar paliar, al menos, las muertes y desapariciones de estas personas.

Salvamento Marítimo, gracias a la tecnología de la empresa Escribano Mechanical & Engineering, está realizando pruebas con un robot para mejorar la búsqueda de inmigrantes que naufragan en el mar, principalmente en el Mediterráneo, donde más se dejan sentir los estragos de las travesías.

Tratar de evitar la tragedia será a partir de 2018 mucho más sencillo. Salvamento Marítimo tiene grandes esperanzas puestas en el robot que están probando. Néstor Perales, jefe de Inspección de Unidades Aéreas de la entidad, explica a ABC la forma en la que operará este nuevo sistema: «Es un sensor que va instalado en la aeronave y que lleva un algoritmo con el que es capaz de rastrear en tiempo real el mar. Puede rastrear cosas pequeñas. Pretendemos aumentar la capacidad de detección con este sistema». El robot analiza al instante las imágenes con la ayuda de una cámara infrarroja. En cuanto detecta una persona, envía su geolocalización a la base en tierra y «en 15 minutos» los efectivos de Salvamento se lanzan en su busca.

El robot es pionero en su aplicación, ya que se utiliza también, con otros fines, en operaciones de Defensa

Con esta máquina, la cual va instalada en la aeronave, se permite ampliar el rango de búsqueda por la posibilidad de volar incluso a 1.000 pies de altura, cubriendo así un campo visual mucho mayor. Este robot no solo agilizará las labores de búsqueda de inmigrantes naufragados, sino que eliminará las limitaciones humanas: el objetivo es calibrarlo para que sea capaz de encontrar a una persona aunque tan solo ocupe un píxel en la imagen en tiempo real.

José Manuel Infante, director del área de Electroóptica de Escribano, diseñadores del sistema, señala que la función de este sistema novedosos es «detectar puntos calientes sobre la superficie del mar. Funciona como un radar». En consonancia explica que el robot «está adaptado para que se ajuste a un tiempo de refresco muy alto. No pierdes nada cuando el avión vuela a alta velocidad. Cuanto más alto vuela, más campo barre».

Infante, amplio conocedor del funcionamiento de este robot, recalcó la amplitud de campo de visión a la que podrán acceder gracias a este sistema. Con que tan solo la persona ocupe un píxel en la imagen en tiempo real que analiza el sistema, será posible detectar que se trata de un ser humano y enviar su localización exacta a tierra para que envíe un equipo de rescate.

A día de hoy, la entidad pública encuentra serios problemas para localizar personas naufragadas debido al sistema que utiliza: en un avión, varios efectivos de Salvamento rastrean el mar a través de las ventanas en busca de supervivientes cuando reciben un aviso, mientras otra persona a bordo revisa imágenes en tiempo real del agua. Esto entraña el problema de que, por la velocidad y altura a la que vuelan, el ojo humano no es capaz de distinguir con claridad a una persona a la deriva, lo que provoca que muchos inmigrantes mueran por la imposibilidad de ser localizados. Además, habría que sumar el hándicap que supone trabajar de noche: sin luz la tarea se torna aún más complicada.

Imagen del sistema que virá instaslado en las aeronaves
Imagen del sistema que virá instaslado en las aeronaves - SALVAMENTO MARÍTIMO

Puesta en funcionamiento

Desde Salvamento Marítimo se muestran cautos respecto a su puesta en funcionamiento. Todavía se encuentra en fase de pruebas ya que requiere modificaciones en su forma de operar. Se trata de tecnología militar que ya es utilizada para detectar misiles y activar al instante las contramedidas, con que su adaptación para que actúe en el mar para localizar seres humanos es compleja.

Su uso para esta actividad es totalmente pionero, pero no quieren precipitarse. «En junio de 2018 terminarán las pruebas y comenzará la fase de industrialización», señala Perales. En ese momento ya contarán con un «prototipo» definitivo, aunque el mayor reto llega entonces: conseguir financiación para poder instalarlo en sus aviones. Perales señala que necesitarán unos «5 o 6 millones de euros» para sacarlo adelante, dinero que esperan obtener tanto de «organismos públicos como privados». Ahora las pruebas están siendo financiadas al amparo del Programa Picasso de la Unión Europea.

Su puesta en funcionamiento todavía no tiene fecha, aunque desde Escribano confían en que estará operativo ya el próximo año

El 27 de julio comenzaron ya las pruebas de este robot sobre aviones. En Salvamento Marítimo están «esperanzados» con poder culminar este proyecto y ser los primeros en la «carrera con los americanos» en sacar adelante esta tecnología.

Desde Escribano, en cambio, son más optimistas respecto al momento en que podría comenzar a estar listo para usarse. «En diciembre el sistema estará funcionando ya a pleno rendimiento», destacó Infante, quien acorta varios meses los plazos para tener el prototipo definitivo. En consecuencia, estiman que para «2018» el sistema ya estará implantado en las aeronaves de Salvamento Marítimo, sin precisar una fecha más concreta a partir de la cual podría empezar a operar.