Jaume Matas, expresidente del Gobierno balear
Jaume Matas, expresidente del Gobierno balear - EFE

Matas admitirá una parte de los hechos que se le imputan en el caso Ópera

El juicio de esta pieza separada del caso Palma Arena se celebrará el próximo mes de julio

Palma de MallorcaActualizado:

El expresidente del Gobierno balear Jaume Matas reconocerá, de forma «parcial», los hechos que se le imputan en el denominado caso Ópera, que es la pieza separada número 3 del caso Palma Arena. Así lo ha anunciado este lunes el abogado de Matas, José Zaforteza, en la vistilla previa que ha tenido lugar sobre dicha pieza en la Audiencia Provincial. El juicio por el caso Ópera se celebrará el próximo mes de julio.

Durante la instrucción, se investigaron presuntas irregularidades en la contratación de Santiago Calatrava para que el arquitecto elaborase un anteproyecto para la construcción de un futuro palacio de la ópera en Palma. Calatrava fue contratado por Matas de forma directa, sin la convocatoria de un concurso público ni tampoco de un procedimiento negociado. El Govern tuvo que pagar en su momento 1,2 millones de euros por dicho anteproyecto y por dos maquetas. El proyecto en sí no llegó a ejecutarse nunca.

En octubre del pasado año, el entonces fiscal Anticorrupción Pedro Horrach entregó el escrito de acusación por esta pieza al titular del Juzgado de Instrucción número 3 de Palma, José Castro. El fiscal, a quien recientemente ha sustituido Laura Pellón, solicitaba un año y tres meses de cárcel para el expolítico popular, por un presunto delito de tráfico de influencias, así como diez años de inhabilitación especial para empleo o cargo público por un supuesto delito de prevaricación. Horrach pedía también el abono de 120.000 euros en concepto de responsabilidad civil.

La Abogacía de la Comunidad presentó en su momento un escrito adhiriéndose a la petición del Ministerio Público. De ese modo, los Servicios Jurídicos del Govern rectificaron un posicionamiento anterior sobre este asunto.

Por su parte, Pellón ha negado este lunes que exista un «pacto global» con Matas en relación a las piezas del caso Palma Arena en las que en la actualidad se encuentra imputado. La fiscal sí ha reconocido, en cambio, que se está intentando llegar a acuerdos de conformidad en algunos casos concretos. «Vamos pieza por pieza y delito por delito», ha dicho Pellón, para añadir: «Así se instruyó el caso Palma Arena, dividiéndolo en piezas».

Por lo que respecta al caso Ópera, si bien Matas estaría dispuesto a reconocer que se habrían cometido irregularidades en la contratación de Calatrava, no acepta, en cambio, la pena que solicita el Ministerio Público, en especial en lo relativo al importe a abonar como responsabilidad civil. Esa falta de acuerdo ha supuesto que finalmente tenga que celebrarse el juicio, en concreto a partir del 10 de julio de este año.

Por otro lado, esta mañana sí ha sido posible llegar a un acuerdo entre todas las partes por lo que se refiere a que la pieza separada número 8 y la número 9 pasen a ser finalmente una sola. En la pieza número 8 se investigó el proceso de adjudicación de las obras del velódromo Palma Arena al arquitecto Ralph Clemens Alexander Schürmann, mientras que en la pieza número 9 las indagaciones se centraron en la contratación «a dedo» de los dos arquitectos que continuaron con el proyecto tras el despido de Schürmann, los hermanos García Ruiz.

En relación a la pieza número 8, Castro había acordado en octubre del pasado año abrir juicio oral contra Matas y contra el exdirector general de Deportes, José Luis «Pepote» Ballester, por un presunto delito de prevaricación, otro de fraude a la Administración y otro de falsedad documental. En cuanto a la pieza número 9, los delitos que el juez imputó a ambos fueron los de prevaricación y fraude a la Administración. La Fiscalía pidió en su momento sendas penas de dos años de cárcel para Matas. El juicio de ambas piezas, ya reconvertidas ahora en una sola, se celebrará los días 11, 12, 13, 14 y 15 de septiembre.