El líder de Podemos, Pablo Iglesias, durante una intervención en la sesión de control al Gobierno en octubre
El líder de Podemos, Pablo Iglesias, durante una intervención en la sesión de control al Gobierno en octubre - EFE

Iglesias regresa hoy para intentar salvar el desarme de Podemos

Echenique niega que el partido esté sufriendo una crisis interna después de la dimisión de los dirigentes Bustinduy, Errejón y Espinar

MadridActualizado:

El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, regresa hoy a la primera línea política, después de tres meses en constante inestabilidad interna en su ausencia, mediante un acto en la Plaza del Museo Reina Sofía a las seis de la tarde. Iglesias aterriza en un partido irreconocible –irreconciliable para algunos–, que no deja de desinflarse en los sondeos y que sufre su peor crisis a dos meses del 28-A.

La formación espera que el acto sea «multitudinario». Es más, se están esforzando en que no ocurra lo contrario. Con las encuestas reflejando una caída en picado no pueden permitirse la fotografía de una plaza vacía o semivacía. Quieren evitar que la oposición utilice en campaña la carta del pinchazo. Para ello el equipo de Iglesias ha gestionado una flota de autobuses gratuitos que traerán de todas partes de España a los militantes que quieran presenciar el regreso de su secretario general.

Del éxito o fracaso de hoy dependerá en parte su capacidad para movilizar al electorado

Pocos detalles se conocen del acto en sí. En el partido guardan silencio y lo dejan todo a la imaginación. No quieren dar pistas de lo que trae consigo Iglesias ni de las «sorpresas» que sus dirigentes llevan agitando desde hace semanas. Saben que se lo juegan todo a una carta: del éxito o fracaso de hoy dependerá su capacidad para despertar del letargo a un electorado que se advierte desmovilizado.

Después de semanas de perfil bajo el acto se antoja un gran golpe de efecto para encender, explican desde el partido, una campaña electoral muy activa. De hecho, Iglesias estará esta noche en La Sexta. La secretaria de Participación, Noelia Vera, habló este lunes de que a partir de ahora van «a ponerse las pilas». Lejos quedó la idea de 2015 de «Asaltar los cielos» y del «sorpasso» al PSOE. La narrtiva y las aspiraciones en estos comicios son los de lograr un resultado con el que salgan las cuentas; que se pueda hacer frente al bloque de Partido Popular, Ciudadanos y Vox.

Recinto más pequeño

No en vano, el escenario de hoy tiene un importante componente emocional por ser donde Podemos celebró la irrupción de cinco eurodiputados en el Parlamento Europeo tras las elecciones de 2014. El recinto eso sí es de los más pequeños que han elegido en comparación con otros actos. Por ejemplo, los dos congresos en el Palacio de Vistalegre de Madrid. Además, aunque no se ha confirmado la presencia de Iglesias, la formación arrancará la jornada por la mañana en el Círculo de Bellas Artes, también en Madrid, espacio en el que acostumbran a reunir a su Consejo Ciudadano Estatal.

El secretario de Organización, Pablo Echenique y Vera convocaron allí a todos los candidatos de Unidos Podemos a las elecciones generales, autonómicas, municipales y europeas para «unificar estrategias». Éste también es un buen pretexto para que luego acudan al mitin de Iglesias. Nada mejor que la sensación de unidad en tiempos difíciles. También los colectivos del taxi, las «espartanas» de Coca-cola que lucharon contra el ERE o las Kellys estarán allí.

Echenique niega la crisis

Echenique negó ayer que Podemos esté en crisis y sostuvo que las dimisiones de sus dirigentes son por culpa de una «época vertiginosa» de la política española. El 17 de enero el exnúmero uno para la Comunidad de Madrid y cofundador del partido, Íñigo Errejón, abandonó a Iglesias para concurrir a las elecciones autonómicas con la marca de Más Madrid. Tras él, se fue el secretario general de Podemos Madrid, Ramón Espinar, alegando que ya no compartía «el rumbo» de la formación. Esta semana dio un amargo paso atrás el cabeza de lista a las europeas, Pablo Bustinduy, afín a Errejón. «Vemos movimientos en las listas de todos los partidos, creo que vivimos una época vertiginosa en política, pero salimos con fuerza para afrontar las elecciones», tuvo que defender Echenique ayer en La Sexta.