Isabel Celaá, acompañada por María Jesús Montero y Nadia Calviño
Isabel Celaá, acompañada por María Jesús Montero y Nadia Calviño - EFE

El Gobierno plasma su apuesta de más inversiones a Cataluña: «La oferta está hecha»

El Ejecutivo usa el Presupuesto contra Vox y trata de calmar a Podemos. Rechaza gestos al independentismo que no se ciñan a los Presupuestos

MadridActualizado:

«Sí, se cumple con el Estatuto de Autonomía con Cataluña al igual que el de otras autonomías». De esta manera ha confirmado la ministra de Hacienda que el proyecto de Presupuestos aprobado hoy por el Consejo de Ministros aumenta la inversión en Cataluña hasta el porcentaje que Cataluña representa en el conjunto del PIB del Estado. Pero a la vez trataba de presentarlo como un aumento inversor que tendrá lugar también en otras autonomías.

La ministra de Hacienda ha reiterado que el Gobierno va a hablar «solo de cuentas públicas», recalcando que con la presentación del proyecto de Presupuestos «la oferta está hecha» con el aumento de las inversiones que contempla el respeto al cumplimiento del Estatuto de Autonomía, que el Tribunal Constitucional en su día no consideró que pudiese ser obligatorio. Aunque Montero se negó a presentar este aumento inversor «como contrapartida».

Como informaba el miércoles este periódico el plan del Gobierno consistía en proyectar ese aumento de inversiones cumpliendo con la Disposición Adicional Tercera del Estatut porque «en demasiadas ocasiones no se ha hecho», y que será tras superar el debate de las enmiendas a la totalidad, cuando se está dispuesto a pactar con PDECat y ERC donde aterrizar ese aumento de la inversión. «Aquellos que defienden Cataluña deberían aprobarlos», ha dicho Montero.

Pero los independentistas siguen reclamando gestos en lo referente a los presos y al referéndum de cara a la votación definitiva de los Presupuestos. La portavoz del Gobierno, Isabel Celaá, ha insistido en que «en reiteradas ocasiones ha dicho que lo que corresponde a los tribunales hacer no lo hará el Ejecutivo». Y ha insistido: «El Gobierno no entrará para nada en asuntos que corresponden al poder judicial». Se ha vuelto a referir a las «partidas muy importantes para Cataluña» que contienen los Presupuestos.

Podemos y Vox

Pero lograr el apoyo independentista no es el único problema del Gobierno, aunque sin duda el más grande. Podemos está mostrando malestar porque entiende que el Gobierno no ha cumplido con todos sus compromisos. Pero la ministra Montero, que ayer se reunió con Pablo Echenique, ha reiterado que «lo que tenía que ir con el acuerdo de Presupuestos va», y que el acuerdo suscrito con Podemos era un acuerdo político «más amplio» y que esas medidas «se irán desarrollando a lo largo del año». Pero ha querido tranquilizar a Podemos: «Este Gobierno cuando firma un acuerdo lo cumple».

El Gobierno ha presentado estos Presupuestos como la herramienta para recuperar la iniciativa política, una estrategia que tiene como punto clave la asociación de PP y Ciudadanos con Vox. La portavoz del Gobierno ha defendido que se trata de «unos PGE preparados para huir de ese pasado en blanco y negro del que algunos están teniendo bastante nostalgia». Mientras, la ministra Montero los ha considerado como «una vacuna frente al caldo de cultivo del que se están nutriendo los populismos».