Tumba de Francisco Franco en el Valle de los Caídos - GUILLERMO NAVARRO | Vídeo EP

El Gobierno aprobará este viernes la exhumación de Franco con un decreto ley

Guirao confirma que se reformará la Ley de Memoria histórica «para evitar demandas judiciales que retrasen la medida»

MadridActualizado:

El ministro de Cultura y Deporte, José Guirao, confirmó este martes que el Consejo de Ministros del viernes abordará la exhumación de los restos del dictador Francisco Franco del Valle de los Caídos, y que lo hará mediante un decreto ley que modifique la Ley de Memoria Histórica «para evitar demandas judiciales que retrasen la medida».

«Entrará en el orden del día y se aprobará, parece que la fórmula más adecuada es un decreto ley», dijo el ministro en declaraciones a la Cadena Ser. Esta vía escogida por el Gobierno pretende que la exhumación del dictador «se pueda aplicar cuanto antes» y evitar así «demandas judiciales que retrasen la medida».

Las demandas judiciales que el Ejecutivo pretende evitar son las de la familia, que en los dos últimos meses ha manifestado su oposición a la medida y que incluso ha amenazado con acciones legales.

Aunque la medida fuera aprobada por el Consejo de Ministros del viernes, el decreto ley debería ser validado por el Congreso, por lo que hay que esperar al inicio del período de sesiones, ha recordado Guirao, que confía en que se pueda acometer este proceso lo antes posible.

El pasado 18 de junio, el Gobierno de Pedro Sánchez garantizó que se cumpliría con la proposición no de Ley de impulso de la Ley de Memoria Histórica, aprobada en mayo de 2017, para proceder a la exhumación de los restos del dictador de su tumba y que esta se llevaría a cabo en julio.

A mediados de ese mes, el Gobierno socialista admitió problemas con la familia de Franco por la decisión de exhumarlo y mostró sus dudas de que fuera posible ese mismo mes, como tenía previsto inicialmente.

Para el ministro Guirao, el Valle de los Caídos no es patrimonio cultural porque, a su juicio, patrimonio es lo que toda la sociedad en su conjunto asume que hay que preservar para las generaciones futuras. Así, entiende que, como «monumento de exaltación al franquismo», no es de todos los españoles sino el patrimonio de algunos.

«Pero si asumimos que ya existe este lugar y asumimos, como ha ocurrido con los campos de concentración nazis, que se han mantenido para que la gente no olvide el horror o no olvide determinadas cosas, desde ese punto de vista, entiendo que sí puede ser un lugar donde se intente dar otra visión de lo que fue el final de la Guerra Civil y la posguerra», ha señalado.