Pablo Casado, vicesecretario de Comunicacióin del Partido Popular (PP)
Pablo Casado, vicesecretario de Comunicacióin del Partido Popular (PP) - EFE

Génova: «Puigdemont podrá ser un preso o un prófugo pero nunca ya presidente de la Generalitat»

El PP insta a Arrimadas a desbloquear la parálisis del Parlament proponiendo su investidura

MadridActualizado:

«Game over». El PP ha decretado este lunes la defunción de Carles Puigdemont como dirigente político convencido de que el fallo del Tribunal Constitucional que condiciona su futuro al criterio del juez supone «el fin de la escapada» fuera de la ley del expresidente. «Su partida se ha acabado. Podrá ser un preso o un prófugo pero nunca podrá ya ser presidente de la Generalitat», ha asegurado el portavoz de Génova, Pablo Casado. En Moncloa también dan por hecho que jurídicamente Puigdemont ya no tiene recorrido, otra cosa es que siga dando titulares.

«Como cualquier prófugo de la Justicia tendrá que cumplir con la responsabilidad penal que le impongan los tribunales. Su único cordón umbilical es seguir siendo presidente y en cuanto eso se corte se va a convertir en un paria que no va a tener más remedio que seguir viviendo en Bruselas porque en cuanto pise suelo español será detenido», ha recalcado Casado.

Génova ha defendido hoy la iniciativa del Gobierno de recurrir al TC para evitar la investidura a distancia de Puigdemont y ha asegurado que a Puigdemont le han cortado «el cordón umbilical» que le mantenía vivo en su desafío al Estado. Casado ha asegurado que la estrategia de anticipar los pasos por parte de La Moncloa es la «acertada». «Es lo que la gente nos exige», ha señalado.

El PP y el Gobierno han denunciado que se les critique por haber pedido amparo al TC sin plenas garantías de que prosperaría su recurso tras ser advertidos de lo contrario por el Consejo de Estado. Y reprochan que esas mismas voces críticas hubieran recriminado a Rajoy no actuar si mañana Puigdemont hubiese logrado la investidura. “Había que evitar un daño irreparable”, insisten las fuentes de Moncloa.

Según Génova, el presidente del Parlament debe desconocer ahora el Pleno de mañana y ser consciente de que está sometido a responsabilidades penales si no lo hace. «Otra solución» es que proponga a otro candidato para la investidura que no esté incurso en ningún procedimiento penal, y si es posible, que no tenga la intención de seguir en la vía unilateral del separatismo.

En el caso de que los independentistas no muevan ficha, la única manera que el PP ve posible para desbloquear la legislatura en Catauña es que la vencedora de las elecciones, Is Arrimadas, se postule. Aunque no tenga mayoría aritmética en el Parlament, el PP ha anunciado su apoyo público a una investidura de la líder de Ciudadanos.