Alberto Garzón, líder de IU
Alberto Garzón, líder de IU - EFE

Garzón reclama a Iglesias que no le «esconda» en ninguna provincia porque es de los más valorados

«Iglesias tiene la oportunidad de articular a la gente que no es de Podemos y que no queremos ser de Podemos»

MadridActualizado:

El portavoz de IU-Unidad Popular, Alberto Garzón, ha reconocido este lunes que, en caso de que su formación se presente con Podemos, solo puede haber un candidato a la presidencia del Gobierno y que es el secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, el que tiene la «oportunidad de articular» tanto a los votantes de la formación «morada» como a los que no lo son.

«Es evidente que como cualquier coalición electoral al final, si se dan las circunstancias, solo puede haber un candidato a la presidencia del Gobierno», ha dicho Garzón en una entrevista en la Cadena Ser. «Hay que admitir que Pablo Iglesias tiene la oportunidad de articular ya no solo a la gente de Podemos sino a la gente que no es de Podemos y que no queremos ser de Podemos», ha enfatizado.

En cuanto a él mismo, ha indicado que está sujeto a «la negociación» cuál va a ser la posición que va a ocupar en la lista o si va a ir por alguna otra circunscripción que no sea Madrid, ya que es algo «muy concreto».

De todos modos, ha apuntado que en esa coalición «habrá dos referentes» ya que Podemos tiene a Iglesias e IU-UP le tiene a él: «Yo seguiría siendo el referente de IU, aunque hubiera una confluencia».

En este sentido, ha recordado que lo «natural» es que el candidato a la presidencia del Gobierno es aquél que va en primera posición en la circunscripción por Madrid, porque así lo «reconocen» los ciudadanos aunque «técnicamente no sea cierto» ya que no existe la «figura» de ese candidato y ha señalado que la formación «morada» debería tener en cuenta que él es uno de los políticos más valorados y, por ello, no tienen por qué «esconderlo en ninguna provincia».

Por otro lado, ha aseverado que hasta el momento solo ha habido «conversaciones exploratorias» acerca de la posibilidad de esta alianza y que las negociaciones «formales» no comenzarán hasta que no se convoquen oficialmente los comicios de junio. Sin embargo, ha matizado que esta posible coalición no es solo con el partido de Iglesias sino de «todos aquellos» que se sentaron con el PSOE «en la mesa "a cuatro" intentando formar un Gobierno que pivotara desde la izquierda».

Además, ha explicado que aún no se ha determinado si será una coalición, confluencia o alianza, porque no es «un problema semántico» sino una «colaboración electoral» en la que se «requiere del reconocimiento» de la identidad de todas las fuerzas que participen. Así pues, ha insistido en que de ningún modo se va a crear un nuevo «sujeto político», sino que tiene que ser una «coalición clásica».